El embajador de Japón entregó más de un millón de pesos la escuela Héctor Lezama Surroca

 

Tehuacán.  El gobierno de Japón, a través de su embajador en México, Yashushi Takase, donó 1 millón 250 mil pesos para crear una sala multisensorial en el Centro de Atención Múltiple Héctor Lezama Surroca, especializado en la atención y educación de niños con capacidades diferentes.

El embajador estuvo en esta ciudad para dar a conocer el apoyo, indicando que se trata de una manera de colaborar entre las naciones, pues resaltó que México y Japón llevan 400 años de amistad y en este 2018 cumplen 130 de relaciones diplomáticas.


Durante una ceremonia que se desarrolló en el centro Héctor Lezama, los alumnos, maestros y padres de familia de esa institución educativa expresaron su gratitud al embajador por el apoyo que permitirá a la ciudad tener una sala de nivel internacional, que ayudará de manera importante al desarrollo de habilidades tanto para niños como adultos.

El espacio contará con una serie de equipamiento para proyectar luces, sonidos e imágenes que enfocadas de forma profesional van a ser de gran utilidad para los menores con problemas auditivos, visuales, con discapacidad motriz, autismo y otros problemas de ese índole.

Yashushi Takase hizo notar que todo el recurso para esa obra correrá por cuenta de Japón, pues se trata de un donativo que se hace de forma íntegra para que los niños 120 niños que atiende el centro cuenten con un espacio que les ayude a salir adelante.

Se calcula que en un lapso de cuatro meses la construcción de la sala se concluya, para continuar con el equipamiento, de tal manera que en menos de medio año ya se tenga en funciones esa sala, misma que la institución considera abrir al público en general para que puedan aprovecharla otros niños o adultos que requieran de esa clase de apoyos terapéuticos.

Esta no es la primera ocasión en que Tehuacán se beneficia con apoyos del gobierno de Japón. Hay que recordar que hace no mucho hizo una donación importante para construir un centro de venta de artesanías para mujeres de la mixteca poblana, sobre todo las que se dedican a la elaboración de productos de palma.

Dicho espacio se encuentra en el Parque Jardín Guadalupe, cuenta con una sala de exhibición de artesanías y hasta un dormitorio a fin de que las artesanas puedan pernoctar en caso de necesitarlo, en esa ocasión también fue una aportación al 100 por ciento