El tiempo, tema en común de la exposición Paralelo, que abrirá proximamente el MNFM

Artistas multidisciplinarios de México, Argentina y Bélgica trabajaron en torno al tema del ferrocarril y, sin proponérselo, encontraron un hilo en común que definió la obra que se mostrará desde este fin de semana en vagones, andenes y espacios poco visitados del Museo Nacional de los Ferrocarriles Mexicanos (MNFM) como parte de la exposición Paralelo.

Ese vaso comunicante, definió la fotógrafa mexicana Emilia Bellon, fue el tiempo, el ir y el devenir de este transporte, su ubicación en el pasado, el presente y el futuro, y el lugar que ocupa espacialmente, ya sea en un museo, sobre las vías o abriéndose a una nueva lectura contemporánea.

Durante una rueda de prensa, Thomas Chable, Ronald Dagonnie, Jean–Pierre Husquinet y Luc Navet, el colectivo de artistas belga presentes en Puebla y en el que faltó André Delalleau, platicaron sobre la propuesta que trajeron y la forma en que ésta se vio afectada como parte de la correspondencia con el espacio del MNFM.


Ello, porque como dijo la directora del recinto Teresa Márquez Martínez, Paralelo representa un ejercicio de comunicación y correspondencias en varios niveles: entre instituciones y colectivos, en este caso el MNFM y La Pajarera; entre artistas de diversos territorios; y entre conocimientos y resoluciones estéticas.

Paralelo abrirá el próximo sábado 22 de noviembre a las 13 horas y permanecerá hasta el 20 de enero de 2015 en el MNFM  –11 Norte 1005–, para luego viajar a Bélgica.

Juegos y tiempos, gráfica, escultura e intervención

Emilia Bellon, artista integrante de La Pajarera, indicó que el proyecto comenzó hace un año, cuando algunos de los artistas participantes hicieron una exposición en Bélgica; ahora, después de la entrada y salida de algunos, dijo que participan cinco creadores belgas, dos mexicanos y una argentina.

Ahora en México, explicó que cada uno de los creadores eligió un vagón, espacio y/o archivo del Centro de Investigación e Investigación Ferroviaria (Cedif) que se aloja en el MNFM, adecuando su trabajo a esas propuestas y condiciones. El resultado fueron obras con diversos lenguaje, ya que lo mismo hay dibujo clásico que video, así como fotografía e instalación.

“Son diversos modos de abordar la temática, cosas que se relacionan con el ferrocarril: migrantes, viajeros, obreros y también el acervo que se resguarda. En la propuesta hay diversidad y se propone de una manera interesante ya que por primera vez se abren algunos espacios del museo”, expuso Bellón.

En su caso, agregó, su obra ocupará el vagón Ávila Camacho. En él se verá la lectura que hizo a partir de fotografías de pasajeros que encontró en los archivos y que tradujo en esculturas de papel recortado, haciendo “volúmenes sin personas para hacer la representación de alguien y de todos”.

Mientras que sobre la propuesta de Santos Cuatecontzi, la artista explicó que ocupará la grúa y la bodega que hay en ella, instalando retratos poco convencionales realizados a partir de las fotografías de obreros también halladas en el acervo del Cedif.

Mientras que Thomas Chable –continuó Bellón– presentará una serie de fotografías sobre diversos viajes hechos por Bélgica, México, Marruecos y Francia, en las que se dev