El performance es mi forma de responsabilidad ciudadana, dice Violeta Luna

“El arte acción es riesgo, es pasar los limites, es la intervención del cuerpo; el performance en sí mismo es subversivo. Por ello, en cada acción antes que artista soy ciudadana y mi responsabilidad con el otro, está en el proceso creativo que represento”, expuso la artista Violeta Luna, encargada de iniciar, hoy jueves por la noche, con las acciones del Festival Cultural F43.

Este mediodía, horas antes de su presentación en el Teatro del Complejo Cultural Universitario, la artista mexicana radicada en San Francisco ofreció una conferencia de medios para hablar sobre el performance “Vírgenes y Diosas II. Piedras de memoria” en el que junta las iconografías femeninas aztecas y cristianas, a través de la representación de Tlaltecuhtli y la virgen.

Para Luna el arte acción, es una herramienta eficaz, una práctica que permite acceder y a cuestionar, tanto a artista como a espectador,  los temas políticos y sociales, de identidad y de género, de cada país.


En este caso, expuso, el performance “Vírgenes y Diosas II. Piedras de memoria”, permite revisar y reflexionar sobre la violencia que “desde Ayotzinapa hasta Baltimore”, es decir, desde los diversos países latinoamericanos, en particular México, hasta lo ocurrido semanas atrás en Estados Unidos con el homicidio de muchachos de color.

“La persecución sobre afroamericanos y latinos –en Estados Unidos- está permeado por el racismo que priva,  y que va en la misma línea de lo que sucedió en Ayotzinapa”, consideró Luna.