EL PEOR IEE DE LA HISTORIA

El Instituto Electoral del Estado (IEE) no está preparado para cumplir con el recuento de votos en la elección de alcalde de Puebla y siete diputados de la capital, alertó el director de Organización Electoral del Instituto Federal Electoral (IFE), Miguel Ángel Solís Rivas, quien dijo que la estructura ideada por el órgano comicial es insuficiente para cumplir con los cómputos distritales y municipales en los tres días que concede la ley.

Sin duda, el organismo comicial se ha convertido en el principal factor de desconfianza y descrédito en el actual proceso, y no es exagerado aseverar que el actual Consejo General es el peor en la historia del IEE por su ignorancia de la ley y su evidente parcialidad e incapacidad.

Antes de la alternancia, cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) era hegemónico, evidentemente los órganos electorales estaban sumamente controlados, pero una vez que la oposición fue escalando en los espacios de poder también el IEE fue ganando terreno en imparcialidad y aliento democrático.


Un ejemplo de lo anterior fue la elección de 2010, en la que el Programa de Resultados Electorales permitió que el entonces candidato opositor, Rafael Moreno Valle Rosas, pudiera tener certidumbre de su voto y que la sociedad también estuviera al tanto puntualmente de lo que sucedía.

Hoy desgraciadamente el IEE ha tenido un retroceso abominable y su mácula es la evidente, a veces hasta afanosa parcialidad que muestra a favor de la coalición oficialista, Puebla Unida.