El gobernador Antonio Gali durante un recorrido por los templos reconstruidos por el 19-S