El escándalo de las grabaciones es un “golpe brutal” para OHL, señaló Oriol Malló

Angel Flores

El escándalo de las grabaciones que exhiben la corrupción de la trasnacional de origen español Obrascón Huarte Laín (OHL), aunque difícilmente tendrá consecuencias legales, es un “golpe brutal” a la compañía, cuyo prestigio de por sí estaba mermado en España y otros países por sus malos manejos, pero que ahora sufre de un verdadero descrédito nacional, advirtió Oriol Malló Vilaplana.

El periodista catalán, autor del libro El Cártel Español, Historia Crítica de la Reconquista Económica de México y América Latina 1828–2008, señaló que los registros de conversaciones entre directivos de OHL y funcionarios del gobierno del estado de México confirman lo que ya se sabía: que el consorcio se conduce con prácticas nada éticas y “que de construcción de autopistas no sabe nada, pues se trata de una gestionadora, de una entidad de coyotaje”.

Explicó que las grabaciones –a las que calificó como un “reality de la mecánica del compadrazgo– exhiben cómo OHL realiza obras a cargo del erario sin poner un solo centavo de su capital, y que mediante la especulación y el engaño va obteniendo financiamientos.


“Esto va a terminar en un rescate carretero, como muchas otras historias, y para cuando eso suceda, dentro de unos 30 años, a nadie le va a importar, mucho menos” a los que hoy forman parte del escándalo, porque “seguramente estarán muertos”.

No obstante, Oriol Malló señaló que, a pesar de que no habrá sanciones legales para OHL, “su caída es inevitable”, porque tratándose de una compañía que vive de la especulación, el descrédito que conlleva el conocimiento público de las grabaciones ha provocado una caída dramática de sus acciones en la bolsa.

Añadió que otro punto relevante de la publicación de las grabaciones es la evidencia de que el grupo político emanado del estado de México –en el que destaca el presidente de la República, Enrique Peña Nieto– “no está manejando nada bien las cosas”, ya que todos sus contratos grandes de obra pública se han venido abajo o han sido severamente cuestionados a nivel internacional por actos de corrupción.

Por otra parte, funcionarios de OHL, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, amén de Pinfra, entrevistados por separado y a condición de que sus nombres no fueran revelados en esta nota informativa, coincidieron en descartar que por el escándalo que envuelve a la primera empresa vayan a detenerse las obras de construcción del segundo piso de la autopista México–Puebla.

Consideraron necesaria la intervención de la Secretaría de la Función Pública para investigar las transacciones entre los servidores públicos del gobierno del estado de México y OHL.

La difusión de una serie de grabaciones telefónicas entre funcionarios de OHL México en las que se revela un presunto fraude al gobierno del estado de México por la construcción y peaje del viaducto Bicentenario ha provocado durante dos días consecutivos la caída accionaria de la empresa en México y España; obligó la suspensión de cotizaciones en el mercado de valores y a que el presidente de la matriz, Juan Miguel Villar Mir pusiera en duda las acusaciones en contra de los ejecutivos mexicanos, según informó La Jornada en Línea.

Las grabaciones difundidas en youtube involucran a Juan Andrés de Oyetza, presidente del Consejo de Administración de OHL México; Jesús Campos, director técnico; Pablo Wallentin, representante de OHL en el país, y a José Luis Muñoz, director de Planeación Financiera de la constructora; en cuyas presuntas conversaciones involucran al secretario de Comunicaciones y Transportes del estado de México, Apolinar Mena, a quien le habrían pagado vacaciones en la Riviera Maya.

El funcionario mexiquense dijo en un mensaje a los medios de comunicación, en el que no admitió preguntas, que el incremento de tarifas en el viaducto Bicentenario se ha dado conforme a lo programado; puntualizó que OHL no le pagó las vacaciones y solo recurrió a Pablo Wallentin para tener una mejor habitación y que no lo obligaran a contratar un paquete con más días de los que deseaba, y aseguró que colaborará en la investigación que inició la administración estatal.