El corredor comercial opera al 10% de su capacidad; ambulantes no lo ocupan: Ayala

Las políticas públicas municipales aplicadas para reducir el ambulantaje en las calles céntricas de la capital del estado simplemente no han funcionado.

En el corredor comercial establecido por el ayuntamiento de Puebla sobre la 12 Oriente–Poniente, solo 10 por ciento de los lugares asignados han sido ocupados por los informales.

Así lo acusó en entrevista José Juan Ayala Vázquez, presidente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, quien dijo que probablemente las medidas municipales sí han tenido resultados en otras partes de la ciudad, pero en la zona que él representa, no.


Atribuyó los fallidos resultados a que el gobierno municipal no ha ofrecido sitios adecuados que puedan ocupar los ambulantes, en lugar de la vía pública. Por tanto siguen invadiendo vías como la la 5 de Mayo, 6, 8, y 10 Poniente.

“En un principio había sucursales prácticamente, estaban en el corredor, pero seguían en sus áreas y ahorita el corredor no funciona ni al 10 por ciento y siguen en sus áreas donde habitualmente estaban”.

Con ello refutó las declaraciones del presidente de la Comisión de Gobernación, Miguel Méndez, quien dijo que la ocupación de la calle era de 40 por ciento.

La invasión de la vía pública ha ocasionado que los negocios que operan con todas las de la ley, registren una caída de 15 puntos porcentuales en ventas, con relación al nivel que se tenía en mayo del año pasado.

Recalcó que no están en contra de ningún comerciante, pero recalcó que no es válido que los formales e informales jueguen con las mismas reglas, por lo que es urgente que la autoridad aplique efectivamente el Código Reglamentario Municipal (Coremun).

Por esa razón rechazó que se utilice a la fuerza pública para retirar a los vendedores que les representan competencia desleal; añadió que el retiro debe ser resultado del diálogo y proyectos integrales.

José Juan Ayala, al acudir a la presentación de compromisos de Juan Carlos Lastiri con las Mipymes, indicó que de entrada se debe elaborar un censo para conocer cuántos son, qué venden y si previamente recibieron algún espacio para venta por parte de la Comuna.

Mientras tanto, demandó que regrese el transporte público a las calles habituales, ya que esto también les está afectando, pues los apoyos que llegaron para negocios afectados por el sismo de septiembre del año pasado, fueron muy pocos.

“Ya pasaron ocho meses (del sismo) y no vemos que se tenga un proyecto para poderlo lograr”.

Desde que se registró el movimiento telúrico, han cerrado, se ha movido a otras zonas o han cambiado de giro, alrededor de 120 comercios.

Por otra parte, José Juan Ayala apuntó que desde que Jesús Rodríguez Verdín asumió el cargo de secretario de Gobernación en el municipio, no ha habido un diálogo real con él para exponerle los problemas de ambulantaje que padece el comercio establecido.

Ayala Vázquez comentó que desde hace 15 años, debido a drásticos cambios que han puesto en marcha las administraciones municipales, solo quedan entre cinco y ocho negocios de antaño de la avenida Reforma hasta la 18 Poniente.

“Por la competencia, el costo en las rentas, por la misma situación comercial y turística del Centro Histórico han tenido que cerrar. Entonces yo creo que eso es muy importante que no perdamos identidad con el proceso de modernización”.