El Comandante 30 pretendía crear el cártel Puebla Segura: SSP y Semar

El Comandante 30 pretendía crear el cártel Puebla Segura: Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Secretaría de la Marina (Semar) ■ Foto Jafet Moz / esimagen.com.mx

El llamado Comandante 30 y los siete integrantes de la banda de Los Cuijes que fueron abatidos junto con él el pasado domingo en un enfrentamiento con elementos de la Secretaría de la Marina (Semar), podrían haber tomado parte en la ejecución de seis policías municipales de Amozoc el pasado 15 de junio.

Así lo informaron la mañana de este lunes en una rueda de medios el secretario de Seguridad Pública estatal, Jesús Morales Rodríguez, y el fiscal Regional, Gustavo Huerta Yedra, quienes advirtieron que El Comandante 30 y su grupo se dedicaban principalmente al robo de hidrocarburos y asalto a transporte público y que su zona de operaciones no se limitaba a Puebla sino que llegaba a la Ciudad de México, Tlaxcala y Morelos.

Huerta Yedra explicó: “Cayó abatido él (El Comandante 30) y siete de sus escoltas, se aseguró una pipa que es la que venían escoltando, y también se aseguraron siete armas de fuego, es importante destacar que de estas siete armas, dos son armas que portaban los policías municipales de Amozoc asesinados”..


El Comandante 30 habría estado ligado al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y pretendía formar el “Cártel Puebla Segura”, usurpando así el nombre que utiliza el Grupo de Coordinación Puebla Segura, creado por el gobierno estatal que encabeza José Antonio Gali Fayad y en el que también participan instituciones como la Semar, el Ejército Mexicano, la Procuraduría General de la República y la Policía Federal, amén de corporaciones estatales y municipales.

El líder, cuyo nombre no ha sido revelado hasta ahora, tuvo una intensa actividad en Chiapas y Guerrero antes de llegar a Puebla, donde se estableció en la capital, habitando inmuebles en las juntas auxiliares de Santa María Xonacatepec, La Resurrección y en la colonia Bosques de Manzanilla.

En territorio poblano El Comandante 30 se alió con Los Cuijes, una sanguinaria banda que actuaba principalmente en el municipio de Huehuetlán El Grande –en donde el 2 de julio del año pasado masacraron a nueve personas, seis de las cuales fueron quemadas vivas– y juntos comenzaron a emitir mensajes por las redes sociales amenazando a los grupos rivales y autoridades.

Al Comandante 30 y Los Cuijes también se les atribuye el asesinato y descuartizamiento de al menos cuatro hombres que habrían pertenecido a agrupaciones enemigas:

“El 19 de julio, (fueron hallados) dos sujetos embolsados, con una cartulina donde este sujeto, el líder de este grupo, hizo algunas amenazas. También el 10 de julio tuvimos el hallazgo de dos masculinos (sic) calcinados en San Miguel Espejo”, expresó el fiscal.