El artista Mario Martínez se apropia de la galería Mercado Negro con el proyecto Res non verba

Res non verba, alocución latina para decir Hechos, no palabras, es el título de la exposición que el artista Mario Martínez (Ciudad de México, 1986), abrirá en la galería Mercado Negro arte contemporáneo, definida como un cuerpo de obra en el que convergen elementos de la cultura popular, la música de congal, las referencias literarias y las devociones de la fiesta.

Cada verano, se explica en un boletín informativo, la galería ubicada en la 18 Poniente número 103 de la colonia Los Frailes, en San Andrés Cholula, reserva la sala principal para presentar lo más propositivo y arriesgado de su programación. Ello, porque recibe las propuestas expositivas de creadores jóvenes que trabajan a partir de dinámicas experimentales que van construyendo a partir de la relación con el espacio físico de la galería.

Por tanto, tras su estancia en Finlandia, el artista Mario Martínez trabajará en este proyecto expositivo de sitio específico denominado Res non verba o cómo bailar un vals entre escombros, con una primera exposición parcial este viernes 5 de julio a partir de las 19:30 horas.


Bajo su “pragmatismo doméstico”, el artista egresado de Artes plásticas en la Universidad de las Américas Puebla con un máster en Cultura Visual y Arte Contemporáneo en Alto University, se apropiará del espacio y desarrollará esta instalación en la que involucra escultura, gráfica, pintura mural, música, poesía y tatuajes.

La instalación va desarrollándose y cambiando de forma conforme el artista va agregando elementos y trabajando en los muros, por lo que la obra nunca está terminada y siempre escapa a interpretaciones concluyentes.

El trabajo de Martínez se articula en lo multidisciplinar; así, basado en una práctica acumulativa genera ensambles lo mismo en imagen, como en texto y objeto, donde el ojo crítico y el humor ácido es parte de su discurso.

En un diálogo constante entre lo establecido y el sinsentido, lo racional y lo no dicho, a la par que “la emergencia” es concebida como único estado de creación, y “un nihilismo puro en la fascinación por la tridimensionalidad, la instalación, el objeto, los dispositivos estéticos y el documento”.

Para esta ocasión, en Res non verba, Mario Martínez presenta una serie de murales que trabaja a partir de una base de pintura hecha con baba de nopal y una bebida en polvo, además de unas piezas en escultura resultado de plásticos deformados, recortes de revistas y una serie de dibujos de mediano formato.

Un elemento importante de la exposición es un dispositivo escultórico, cuya estructura contiene una fotocopiadora e impresoras, que funcionará durante toda la exposición reproduciendo imágenes que el artista irá incluyendo en la misma llenando todo el espacio.

Hasta el 9 de agosto, Mario Martínez estará trabajando en el espacio acumulando ideas y piezas, acción que culminará con una fiesta. Además, el artista prepara una serie de actividades y talleres en la galería que activan y abonan a la exhibición mediante la revisión de materiales gráficos y el trabajo con elementos escultóricos producidos en colaboración.

Del artista, que ha expuesto de manera individual en México, Finlandia y Chile además ha participado en diversas exposiciones colectivas en Puebla, Montreal, Budapest y Helsinki, entre otras urbes, se puede conocer más en el sitio https://el13negro.com/