Ejecutados cinco alcaldes en funciones en el último lustro en Puebla

En el último lustro, de 2013 a 2018, en el estado de Puebla han sido ejecutados cinco alcaldes en funciones.

Apenas este lunes 6 de agosto, fue hallado el cuerpo sin vida de Genaro Negrete Urbano, alcalde de Naupan, municipio de la Sierra Norte de Puebla.

El pasado 4 de agosto, el panista fue levantado por un comando armado, junto a su esposa –quien fue liberada al día siguiente–, cuando transitaba en la autopista México–Tuxpan.


Gerardo y su familia radicaban en la ciudad de Pachuca, Hidalgo, debido a que en 2015 fue amenazado de muerte por el crimen organizado.

Mientras que la madrugada del 28 de julio cinco policías municipales de Naupan fueron ejecutados en la misma carretera que conduce hacia Hidalgo.

El cadáver del alcalde de Naupan fue encontrado en el municipio de Tulancingo, Hidalgo.

Fue el sexenio del panista Rafael Moreno Valle, Puebla se ubicó como el segundo estado con más alcaldes asesinados en el país, con cuatro ejecuciones, solo por debajo de Oaxaca que suma seis ediles acribillados.

El recuento fue hecho por la revista Alcaldes de México que, sostuvo, según las cifras oficiales, el año pasado fue el ejercicio más violento en México en las dos últimas décadas.

En 2016 fueron acribillados seis alcaldes en funciones; en enero de 2017 fue asesinado el presidente municipal de Tepexco, Puebla.

El 10 de octubre, el alcalde de Huitzilan de Serdán, Manuel Hernández Pasión, y su escolta fueron emboscados por hombres armados cerca de las 16:40 horas en el kilómetro 9+000 de la desviación que conduce a la junta auxiliar de Huahuaxtla, que pertenece al municipio de Xochitlán.

En la batea de la camioneta en la que viajaba, marca Nissan tipo Titán, se encontró sin vida al escolta del edil.

Por esta razón, el Movimiento Antorcha Campesina, al cual pertenecía el alcalde, aseguró que el ataque se trató de un crimen político “planeado y orquestado por los caciques de la Sierra Nororiental de Puebla, que se oponen a que los indígenas y campesinos de esta zona del estado luchen para mejorar sus condiciones de vida”.

En 2013, José René Garrido Rocha, presidente municipal de San Salvador el Verde, Puebla, murió a balazos luego de que supuestos delincuentes ingresaran a su domicilio para robar el 20 de abril.

En 2016, el presidente municipal de Huehuetlán El Grande, en Puebla, José Santa María Zavala, del partido Movimiento Ciudadano, fue emboscado y acribillado la noche del lunes 1 de agosto cuando volvía a su casa.

En 2017, Antolín Vital Martínez, presidente municipal de Tepexco, zona de la mixteca poblana, fue asesinado a tiros la noche del 24 de enero cuando circulaba sobre la carretera federal Atlixco–Izúcar.

Finalmente, el 10 de octubre, Manuel Hernández Pasión, alcalde de Huitzilan de Serdán, Puebla, fue emboscado por hombres armados mientras viajaba en su camioneta junto a su escolta, quien también fue asesinado.