Eduardo Rivera establece 5 compromisos con locatarios de la Central de Abasto

En la Central de Abasto, acompañado de bodegueros, comerciantes y compradores, el candidato por la coalición “Por Puebla al Frente” a la alcaldía capitalina, Eduardo Rivera Pérez, aseveró que solamente él, y ningún otro alcalde de la ciudad ni otras administraciones, “han volteado los ojos” a este centro de comercio.

Este miércoles, el político panista visitó este espacio de comercio ubicado al norte de la ciudad, sobre el cual dijo que cuando fue presidente municipal invirtió 45 millones de pesos para restaurar las techumbres.

Asimismo, expuso arropado por los locatarios, se invirtieron 35 millones de pesos en la rehabilitación de los mercados.


En un acto de campaña, planteó cinco compromisos con los trabajadores de la Central de Abasto: el primero concerniente a la seguridad, el segundo a la rehabilitación o hechura de nuevas calles, el tercero referente al espacio público con la construcción de canchas de futbol y basquetbol, el cuarto la apertura de una guardería y el quinto la puesta en marcha de un dispensario médico, para atender a compradores y vendedores y brindar primeros auxilios.

“Si estamos unidos en la ciudad se puede sacar adelante a Puebla. Si en algún negocio se está unido y se chambea se pueden sacar adelante al negocio. Si una familia está unida así se tengan problemas saldrá adelante. Si en la Central de Abasto están cohesionados y quieren tener una central segura con más servicios, se va a lograr”, expresó seguido de algunas porras.

Desde el estrado, Eduardo Rivera mencionó que esta elección se trata de que los votantes “contraten” a un alcalde que les vengan a resolver problemas.

Ello, agregó, porque ni el presidente del país, ni el gobernador, ni los senadores o diputados irán a la Central de Abasto a resolver sus problemas.

Esta es la chamba del alcalde y yo lo sé hacer, ya hicimos posible las calles y la seguridad”, afirmó.

Incluso, animado y con micrófono en mano, cuestionó a los presentes y les dijo que a quién preferirían: “si a un trabajador honesto que hace bien su chamba o a quien ni siquiera conocen”.

“No voy a llegar a improvisar. Ya sé qué voy a hacer. Lo único que necesito es ganar y necesito de su voto, el de su familia, el de sus compadres, el de su novia o novio”.

“Si hacemos este trato junto con mi equipo de que me lleven a la presidencia municipal vamos a lograr construir no solo la ciudad que queremos sino la central de abastos que queremos”, sostuvo.