Antes de irse, diputados entregan todas las posiciones TJA al morenovallismo

FOTO: esimagen / Andree Jiménez

En la recta final de su mandato, la mayoría del PAN del Congreso de Puebla concluirá la integración del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), el cual es dominado en su totalidad por perfiles cercanos al grupo en el poder en Puebla que encabeza el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas.

María Esther Torreblanca Cortés, síndica de Puebla capital que presentó su renuncia al cargo la semana pasada, y Gilberto Suárez Machado, ex coordinador General Jurídico de la Secretaría de Finanzas y Administración y actual notario público, serán los últimos en incorporarse como magistrados por el voto de los diputados, posiblemente en la sesión de mañana.

El TJA es una de las siete instituciones que forman parte del Sistema Anticorrupción del Estado de Puebla (SAEP) y tiene como principal función atender las inconformidades manifestadas por particulares contra determinaciones de la autoridad administrativa, es decir, el Poder Ejecutivo local y los 217 ayuntamientos del estado.


Gracias a una reforma que impulsó el gobernador Antonio Gali Fayad, el TJA pasó de tres a siete magistrados –de los cuales sólo se tenía pendiente el nombramiento de dos–, incremento que se justificó por una elevada carga de trabajo.

Los primeros en incorporarse al tribunal fueron María de Lourdes Dib Álvarez, quien funge como presidente del organismo, así como Alfonso Sirakio Guillén Almaguer y David Paz Moreno, por decisión del Congreso el 30 de agosto de 2017 y a propuesta de Gali.

Dib Álvarez fue regidora del municipio de Puebla durante el trienio de Blanca Alcalá Ruiz y se le considera cercana a Antonio Gali, quien fue secretario de Infraestructura durante el sexenio morenovallista.

Paz Moreno fue jefe de departamento Consultivo y Dictamen Normativo del Sistema DIF Estatal, bajo la presidencia de la panista Martha Érika Alonso Hidalgo, actual gobernadora electa y esposa de Rafael Moreno Valle.

En tanto, Guillén Almaguer fue representante de la ex secretaria de Infraestructura y Transportes Martha Vélez Xaxalpa, ante la Coordinación Estatal de Transparencia y Gobierno Abierto.

El 15 de marzo, el Congreso designó a Luz María Aguirre Barbosa y Rubén José Huerta Yedra, la primera era secretaria particular de Antonio Gali y el segundo subsecretario del Trabajo del estado.

Antonio Gali envió las propuestas de Torreblanca y Gilberto Suárez al Congreso este día, por lo que se espera que los diputados las aprueben en la sesión de mañana con la que cerrará el segundo periodo ordinario de trabajo del Poder Legislativo de este año, a pocas semanas de que concluyan su mandato el 14 de septiembre próximo.