Dializados del IMSS logran cambiar la empresa que les da el servicio

Dializados del IMSS logran cambiar la empresa que les da el servicio.

Tras dos meses de protesta, dializados que son derechohabientes del Instituo Mexicano del Seguro Social (IMSS) lograron que representantes de la Dirección Nacional del Instituto se trasladaran a Puebla para indagar sobre las presuntas muertes generadas por las máquinas y bolsas de diálisis de la marca Pisa, y en segundo término la puesta en marcha de un plan piloto en 40 pacientes a quienes cambiarán sus servicios a la farmacéutica Baxter.

Si estas primeras 40 personas logran estabilizar su salud con las máquinas y bolsas de diálisis de Baxter, el IMSS se comprometió a cambiar en definitivo los productos a la marca alemana.

La información fue dada a conocer por los dializados, quienes sostuvieron una reunión este miércoles en las instalaciones de la delegación del IMSS, con el enviado del director nacional Mikel Arriola.


En dicho encuentro estuvieron presentes los pacientes y familiares, respaldados por el dirigente Ricardo Jiménez Ávila, del Movimiento por la Alternativa Social (MAS), mientras que por la parte del instituto, el coordinador nacional de Vinculación, Juan Maccise Naime, el delegado en Puebla, Enrique Doger Guerrero, y Federico Marín, como responsable de la parte médica.

La reunión fue resultado de la manifestación que se efectuó el pasado lunes en la Ciudad de México, donde los derechohabientes presentaron evidencias del mal servicio que reciben de Pisa y el maltrato de la delegación del Seguro Social en Puebla.

A puerta cerrada, durante el encuentro los dializados hicieron una enérgica exigencia a Maccise que dé una solución al problema porque está en juego más de 2 mil vidas en la entidad, según el padrón de dializados que atiende el Seguro Social.

Evidenciaron que a pesar de la problemática, Enrique Doger nunca notificó a la Dirección Nacional sobre las denuncias presentadas por pacientes con insuficiencia renal.

Uno de los derechohabientes rogó a las autoridades que le otorguen un mejor servicio, pues quiere vivir más tiempo para ver a su hija menor.

Todavía me alcanzo a mover, pero aquí está la compañera que es notable su mal estado de salud, no hace falta que sea médico para darme cuenta, reclamó a los directivos del IMSS.

A nombre de los dializados, expuso que tristemente no les ha funcionado las bolsas de la marca de laboratorio Pisa, y la demanda única es que les cambien los productos por uno de mejor calidad que otorga Baxter.

Con la voz entre cortada dijo “tengo una hija pequeña y me agradaría vivir más tiempo; este tipo de planteamientos no los sigan manejando, nuestra postura radical es que nos den solución y que sea Baxter”.

Incluso comentó a los funcionarios “tomen la marca de laboratorios que quieran, pero no queremos seguir con Pisa”.

Otro tomó la palabra y encaró al delegado Enrique Doger a quien le dijo que haga conciencia, “no estamos recibiendo dinero de ninguna empresa, solamente queremos vivir”.

Ante el temor de morir por un mal servicio de una farmacéutica, decenas de dializados en Puebla endurecieron sus protestas en Puebla, que trasladaron a la capital del país para exponer la problemática que viven.

Más allá del mal servicio también acusaron al delegado Enrique Doger de minimizar los casos y de iniciar una campaña negra contra los inconformes, al asegurar que se trata de un asunto político y no médico.