Tras escándalo, ayuntamiento despide a 50 policías de Texmelucan

Tras el escándalo suscitado por la contratación de al menos 133 “policías falsos”, el ayuntamiento de San Martín Texmelucan despidió a 50 agentes que se reincorporaron a laborar después del operativo de limpia que encabezó el gobierno del estado en la comisaría municipal, por presuntos vínculos y protección al crimen organizado.

Este sábado, los inconformes protestaron frente a la Presidencia Municipal para exigir una respuesta.

El pasado miércoles, la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE), efectuaron una inspección a los 300 agentes texmeluquenses, de los cuales 133 no contaban con clave única policial, mientras que el comisario, el director de la Policía Municipal y su chofer fueron puestos a disposición del juez en Tepexi de Rodríguez.


Los despedidos informaron que el gobierno municipal decidió darlos de baja porque no contaban con la documentación en regla, además que carecían de acreditación como policías; sin embargo, arguyeron que el cabildo les entregó reconocimiento, firmado por el alcalde Rafael Núñez.

Los ex policías informaron que tras la protesta fueron atendidos por el secretario General del ayuntamiento de San Martín Texmelucan, Adrián Soto Salamanca, pero este no les dio respuesta.

Los inconformes explicaron que el funcionario local les pidió que “aguantaran”, pues estaban ocupados en liberar al centenar de sus compañeros que se encuentran en el penal de Tepexi de Rodríguez.

Argumentaron que los agentes de tránsito municipal no están obligados a presentar el examen de control y confianza, que efectúa la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

En ese sentido, refutaron que hayan incurrido en un delito, pues no están usurpando funciones.

Asimismo, revelaron que después de la detención del miércoles pasaron toda la noche en las instalaciones de la presidencia, en espera de una respuesta del alcalde Rafael Núñez.

Refirieron que fue hasta el jueves que lograron un encuentro con el alcalde, quien les dijo que su detención fue porque incurrieron en un acto ilegal, pues la mayoría de los detenidos son agentes de tránsito.

Después de admitir que no están obligados a presentar el examen de control y confianza, informaron que el alcalde accedió a pagar la defensa jurídica de los uniformados, así como a pagar el traslado y alimentación a la ciudad de Puebla y a Tepexi de Rodríguez para que sus familiares conocieran de su situación.

Al respecto, comentaron que acudieron a la Fiscalía de Puebla para entregar alimentos y fármacos a sus compañeros que están bajo prescripción médica.

Por esta razón, tres unidades del transporte público fueron contratadas para que trasladaran a los familiares y así pudieran visitar a los policías remitidos a la dependencia estatal.

Esta situación, se contrapone a las declaraciones que algunos familiares denunciaron en la capital del estado, al señalar que no cuentan con el respaldo del alcalde, cuando fue el gobierno municipal el que pagó los gastos para el traslado.