DESMANTELAMIENTO DEL NEGOCIO

El presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama presentó una iniciativa para prohibir la privatización del servicio de agua, ya que es un derecho humano que debe garantizar y prestar el Estado para evitar la explotación, administración y comercialización con fines de lucro de este líquido vital.

En concreto, el legislador emanado del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), propone reformar los artículos 1, 4, 9 y 12 de la Ley de Aguas Nacionales, así como derogar el Capítulo II, “Participación de Inversión Privada y Social en Obras Hidráulicas Federales”, de este ordenamiento.

El proyecto establece que “toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible, así como a conducir todo tipo de investigaciones independientes para monitorear la calidad del agua y proponer medidas para su uso sustentable”. Sugiere que el financiamiento, construcción, operación y mantenimiento de la infraestructura hidráulica serán públicos y que la gestión del agua será pública y sin fines de lucro.


Con mucha probabilidad esta iniciativa será aprobada y, tenga carácter retroactivo o no, tendrá efectos inmediatos en la concesión del agua potable en Puebla, la cual, será eliminada, según la promesa de los diputados lopezobradoristas que son mayoría en el Congreso local.