Desmantela gobierno estatal la estructura de apoyo al campo, indicó líder de El Barzón

El gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas desmanteló la estructura de apoyo al campo, y entre las acciones que tomó se encontró el despido de los técnicos que asesoraban a los productores del estado, denunció Alejandro Carvajal Hidalgo, líder en Puebla de El Barzón.

En una entrevista, acusó que 80 por ciento de los asesores fue removido de su cargo en los primeros tres años de la administración estatal, por lo que no existe acompañamiento ni seguimiento a las cadenas productivas de valor en el estado.

“Ha habido un desdén por la política agropecuaria y el ejemplo es que se le da más recursos a infraestructura urbana”, reprobó el líder agrario al referir que el presupuesto del campo ronda los 2 mil millones de pesos, monto que resulta totalmente insuficiente.


Ante esa situación, dio a conocer que ha sostenido acercamientos con otras organizaciones agrarias del estado para definir una línea de acción que permita incrementar los apoyos para el campo, en el marco de la discusión nacional de la reforma rural, en la que El Barzón propone modificaciones a la iniciativa para que sean considerados subsidios al precio del diesel.

Entre las agrupaciones agrarias que han tendido un puente de diálogo con El Barzón se encuentra la Confederación Nacional Campesina (CNC) y la Central Campesina Cardenista (CCC).

“Se pretende hacer una movilización este mes a nivel nacional y dos más para cerrar el año, y sí sería conveniente concertar con las otras organizaciones nacionales y estatales una movilización general para que el presupuesto de la Secretaría de Desarrollo Rural del estado incida realmente y nos den un planteamiento de fondo”, manifestó.

 

Elevados costos de producción

Alejandro Carvajal explicó que el problema principal de la reforma al campo es que no considera subsidios en el precio del diésel, lo que impactará directamente en la actividad agraria.

“En lo que va del sexenio, el combustible ha aumentado dos pesos al llegar, en lo que va del año, a 12 pesos con 71 centavos, mientras en Estados Unidos se está vendiendo a 11 pesos por litro”, argumentó.

En el mismo tenor destacó la necesidad de que el gobierno federal mantenga las tarifas subsidiadas de la luz, para que no se aumenten los costos de producción de los alimentos agricultores.

Sobre el tema expresó: “El gobierno debe asumir que los actuales costos de producción ya resultan insostenibles, está obligado a regular el mercado de los insumos para la producción”.