Desde la historia del arte, María Elena Stefanon López revisa un siglo de teatro en Puebla

Los ambientes, las costumbres y el pensamiento que giró en torno al quehacer teatral en Puebla, desde la edificación del Teatro Principal, son los temas que se abordan en el libro Los cánones del comportamiento en el Teatro en Puebla (17431842), de María Elena Stefanón López, académica del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la UAP.

La obra rescata la connotación vivencial de una época clave en la historia poblana, a partir de uno de sus espacios más representativos como es el coliseo poblano.

Stefanón López señaló que el libro, el cual es producto de su investigación de tesis doctoral, consta de ocho capítulos: Antecedentes del teatro en Puebla de 1531–1743; Del coliseo de San Roque al nuevo coliseo 1743–1761; Situación de la dramaturgia hispana en el siglo XVIII; Repertorio dramático del nuevo coliseo 1766–1815; El nuevo coliseo, implicaciones espaciales y producción teatral; Normas y costumbres del teatro en Puebla; Cambios y continuidades entre los siglos XVIII y XIX”, así como Acercamiento al teatro en Puebla en momentos del romanticismo.


La obra, como señaló Adrián Serdio, especialista en lingüística, rescata la importancia de las artes escénicas desde la visión de la historia del arte, ya que ésta ha sido muy reducida a lo largo de la historiografía.

“Se trata de un trabajo complejo porque el análisis de estilo, como forma artística, canon, visión del mundo en un periodo delimitado y la obra misma, abre un panorama ecléctico y de clasificaciones polémicas”, expresó durante la presentación.

Serdio abundó que en la obra se hace una reflexión sobre la esencia del arte escénico, de sus protagonistas, los actores y la complicada naturaleza de su formación. Asimismo, brinda un abanico de datos que además de aportar al conocimiento historiográfico lo hace también al popular, al acervo de datos curiosos, llamativos y de imprescindible valor cultural.

En ello coincidió la directora y actriz Patricia Lezama, ya que dijo que el libro, al estudiar el teatro poblano de 1743 y 1842, no solo debe ser leído por los directores y actores, sino por todas las facultades de la disciplina, ya que “el teatro archiva la historia de la humanidad y este libro es parte de eso”.

Comentó además que dicha obra con más de 500 páginas y con un prólogo escrito por la historiadora del arte Montserrat Gali Boadella, el libro “muestra las reglas y modelos que designaron el conjunto de relaciones para las bases de los foros y espacios escénicos, que regularon los diferentes segmentos y proporciones de la formación del teatro poblano conforme a una idea de belleza de los espacios teatrales de entonces”.