Desde el lunes, sin agua en 15 mil casas de Cafetales y Misiones de San Francisco: ASA

Por la quema de la bomba que suministra el agua en los fraccionamientos Misiones de San Francisco y Cafetales, ubicados en los límites territoriales de los municipios de Cuautlancingo y Coronango, más de 15 mil viviendas se quedaron sin el servicio desde hace tres días.

La información la dio a conocer Pedro Carmona, integrante de la Asamblea Social del Agua (ASA) y vecino del fraccionamiento Misiones de San Francisco.

En entrevista, precisó que los hogares no cuentan con el agua para uso doméstico desde el pasado lunes, cuando dejó de caer el líquido en sus tinacos.


Expuso que esta situación se agrava debido a que las viviendas construidas por la inmobiliaria Casas Geo fueron entregadas a sus propietarios sin cisterna, por lo que no cuentan con un lugar para su almacenamiento.

El declarante sostuvo que no es la primera vez que se quema la bomba que les distribuye el agua; sin embargo, cuestionó que sea este el pretexto más recurrente del Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado de Cuautlancingo (Sosapac).

Señaló que tan solo el año pasado pasaron por esta misma situación en por lo menos tres ocasiones, debido a que la demanda de agua ya rebasó la capacidad del organismo local.

Al cierre de esta edición, confirmó que la única sección que contaba con líquido era la número seis, pero la fuerza no era suficiente para llenar los tinacos.

“Hay un hilo de agua en las llaves que sólo podemos cachar en cubetas, no hay para bañarse ni para el servicio del sanitario”, refirió.

Por su parte, Abelardo Ramírez, vecino de Cafetales, cuestionó por qué el ayuntamiento de Cuautlancingo no informó a la población, para tomar previsiones.

Informó que su familia tuvo que comprar pipas de agua, hasta en 500 pesos, pues no contaban con líquido para la limpieza y aseo personal.

Aseguró que se encuentran al corriente con sus pagos ante el municipio, por lo que exigió al gobierno de Félix Casiano Tlahque que dé solución inmediata a esta situación.

“Exigen el pago del servicio del agua, y cuando ellos fallan no pasa nada; no es justo y menos cuando ya pagamos el año adelantado”, reclamó.

Otros colonos denunciaron que unos días antes de que se quedaran sin el servicio hubo agua pero no potable, pues de los grifos salió el líquido color chocolate.

En ese sentido, hicieron un llamado al gobierno municipal a mejorar la calidad de agua que distribuyen en ambos fraccionamientos, donde habitan cerca de 40 mil personas.

Asimismo, pidieron a la población que insista con llamadas telefónicas a las oficinas del Sosapac, para presionar a las autoridades y se agilice la reinstalación del servicio.

En los últimos cinco años, Misiones de San Francisco creció de manera desproporcional pasando de ser un conjunto habitacional de 5 mil a 15 mil casas, aunado a otras 5 mil más en pequeños fraccionamientos, como Cafetales, Magisterial y San Jacinto, entre otros.