Descarta Tehuacán pedir rondines de la Policía Federal, por falta de recursos

Lezama Prieto informó que para tener presencia de la Policía Federal en la ciudad se tienen que pagar 14 mil pesos, por cada elemento, por lo que descartó que se vaya  a solicitar ese apoyo para Tehuacán
Lezama Prieto informó que para tener presencia de la Policía Federal en la ciudad se tienen que pagar 14 mil pesos, por cada elemento, por lo que descartó que se vaya a solicitar ese apoyo para Tehuacán

Los recursos económicos del ayuntamiento son insuficientes para que se pueda contar en la ciudad con rondines efectuados por elementos de la Policía Federal, según declaraciones del presidente municipal, Eliseo Lezama Prieto, quien descartó totalmente que se tenga ese apoyo.

El presidente municipal aclaró que el anuncio que se hizo recientemente sobre la presencia de la Policía Federal en Puebla no incluye a todo el estado, como en algún momento se interpretó.

Detalló que se trata de una gestión específica de la capital poblana, por lo que esos policías van a efectuar patrullajes y recorridos únicamente en la ciudad de Puebla, porque así fue como se pactó con la Comuna de ese municipio.


Por lo tanto, si algún otro gobierno municipal desea tener un apoyo similar al de la capital poblana en materia de seguridad pública, tendría que realizar la petición directamente a la Policía Federal.

Sin embargo, Tehuacán parece descartar definitivamente esa posibilidad, debido a que el dinero con el que se cuenta no es suficiente para enfrentar los gastos que representa la presencia de esos uniformados en la ciudad.

Lezama Prieto indico que cuando un municipio hace petición, al mismo tiempo asume la responsabilidad de cubrir el gasto que representa tener en la localidad a esa corporación policíaca.

En total se requieren 14 mil pesos por cada elemento que se envíe para realizar los rondines, detalló el munícipe tehuacanense, quien indico que “nosotros no tenemos la capacidad” económica para erogar esa cantidad, por lo cual resaltó que se trabajará en un esquema de seguridad en coordinación con el estado, dejando de lado la opción de la Policía Federal.