Descarta Doger que vaya a pedir seguridad oficial durante su campaña

Tehuacán. Enrique Doger Guerrero, candidato a la gubernatura poblana por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) descartó que vaya a pedir que se le proporcione seguridad durante su campaña, al tiempo de resaltar que en materia de inseguridad el estado se encuentra en una situación verdaderamente preocupante.

Doger llevó a cabo reuniones con la militancia priista en Tehuacán y posteriormente en Zoquitlán, desde donde expuso que para los poblanos la entidad se ha convertido en un riesgo por asuntos como el robo de combustible, delito que solapó Moreno Valle, cuando fue gobernador y que colocó a Puebla en el segundo sitio nacional en ese ilícito.

Pese a ello manifestó que no va a contratar seguridad privada para su persona, ni tampoco pedirá al gobierno que se le proporcione un apoyo de esa naturaleza, únicamente será prudente en los horarios para no estar en carretera de madrugada o por las noches.


Resaltó que la inseguridad es una situación que lastima a todos los poblanos y resulta por lo mismo en una de las preocupaciones más grandes de la gente, ya que la delincuencia se encuentra actuando con impunidad.

“Sí estamos preocupados, no es un tema menor” explicó Enrique Doger al recordar que a su partido le mataron a uno de sus candidatos, lo cual es una muestra de que la violencia en el territorio poblano es delicada “es un clima que se vive para todos los ciudadanos”.

Exigió que el gobierno del estado cumpla con su deber de brindar seguridad a toda la población y también dentro del proceso electoral, lo cual dijo es fundamental para darle confianza a la gente.

Sin embargo, destacó que en materia electoral el gobierno que encabeza José Antonio Gali Fayad no parece estar muy comprometido con la democracia, toda vez que mantiene las manos dentro del proceso en busca de dar votos a la coalición en la que participa el Partido Acción Nacional y que lleva como candidata a la gubernatura a Martha Erika Alonso Hidalgo, esposa de Moreno Valle Rosas.

Acusó al gobierno del estado de amenazar a los concesionarios del transporte público, hasta con quitarles sus permisos, a fin de que porten en sus unidades la propaganda de los candidatos panistas y prácticamente ya se les advirtió que tendrán que poner la foto de Alonso Hidalgo, en cuanto arranquen las campañas por la gubernatura.

Respecto al tercer lugar en el que lo colocan las encuestas resaltó que no todas manejan las cifras reales y aseguró que las que el PRI tiene indican que la carrera por la gubernatura arrancará con un empate técnico en el que está incluido.

Doger aseveró que las elecciones no se ganan con números alegres, ni con espectaculares o pegotes en el transporte público, sino en las urnas y manifestó que hay un alto porcentaje entre el electorado que todavía no define su voto, lo que va a hacer la diferencia en la elección.

Para el candidato priista existe un rechazo absoluto de los poblanos hacia la posibilidad de que Moreno Valle siga en el poder, que es lo que representa Alonso; asimismo, dijo que la ciudadanía está en contra del candidato de Morena porque da desconfianza.