DESASEO EN EL PAN

El Comité Directivo Estatal (CDE) del Partido Acción Nacional (PAN) dio a conocer que refrendaron su militancia alrededor de 23 mil personas, lo que representa 65 por ciento del total de miembros registrados en Puebla antes de que se llevara a cabo la depuración.

 

Se confirmó lo que desde el sexenio pasado se ha venido advirtiendo: que el instituto político derechista fue avasallado por el ex gobernador, Rafael Moreno Valle Rosas y su grupo, que desplazaron a los militantes de cepa de Acción Nacional para convertir a ese partido en su principal franquicia electoral.


 

Como parte de esa estrategia de dominio absoluto del que antes fue una insttución de digna oposición en Puebla, el ahora aspirante presidencial alteró el padrón de militantes de varias formas. Algunas de las denunciadas y más conocidas fueron: la coerción a trabajadores del Poder Ejecutivo a afiliarse, la orientación de militantes de otras fuerzas políticas para que se registraran en el albiazul y hasta la entrega de documentación personal, como las credenciales del Instituto Nacional Electoral sin que los ciudadanos propietarios lo subieran.

 

Se afirma que el PAN es una franquicia electoral porque prácticamente todos los partidos en Puebla fueron de alguna u otra manera invadidos o trastocados por el morenovallismo, con las consabidas consecuencias negativas para la democracia poblana.