Desaparece activista opositor a la hidroeléctrica en la Sierra Negra, sus compañeros exigen su presentación con vida

La desaparición de un activista de Zoquitlán, municipio ubicado en la Sierra Negra, sembró la indignación entre los habitantes de esa región, así como entre  sus compañeros del Movimiento Agrario Indígena Zapatista (Maiz), quienes responsabilizaron de ese hecho a los presidentes municipales de Zoquitlán y Tlacotepec de Porfirio Díaz.  

Se trata de Sergio Rivera Hernández, quien forma parte del movimiento de comunidades en resistencia contra el proyecto hidroeléctrico CoyolapaAtzala, acción que le ha valido varias amenazas a manos de gente cercana a los alcaldes y otros impulsores de ese proyecto de la Minera Autlán en la Sierra Negra, explicaron sus compañeros. 

De acuerdo con lo narrado por Omar Esparza, líder nacional de Maiz, la tarde de ayer, Sergio regresaba a Tepetolonzi, lugar del que es originario, iba sobre la carretera que llega a Tepexilotla, a bordo de su motocicleta. Tras él avanzaba una camioneta Nissan, color blanco con caja seca, vehículo del que se sospecha fue el que se lo llevó, pues pobladores señalaron que lo vieron regresar a toda prisa por el mismo camino.


Al percatarse de que Sergio no llegó a su destino su familia y amigos emprendieron la búsqueda pero únicamente hallaron su motocicleta a orilla de carretera, con huellas evidentes de que fue arrollada, del activista no se sabe nada desde ese momento, pese a que ya lo buscaron por toda la región incluyendo parajes alejados.

De acuerdo con Maiz, Sergio vivió dos agresiones e intento de asesinato, hechos de los cuales existen carpetas de investigación ante la Fiscalía General del Estado, sin que se conozcan los avances de las indagatorias.

Según explicaron una de esas agresiones ocurrió el pasado junio cuando gente del PRD Y PAN, montaron un retén ilegal y usando armas de alto poder agredieron a Sergio y a dos personas más cuando regresaban de una jornada de trabajo,

El joven se ha distinguido por enarbolar la lucha contra la hidroeléctrica que se pretende instalar en la Sierra Negra, por lo que sus compañeros están convencidos de que su desaparición está relacionada con esa lucha social que llevaba a cabo, por lo cual señalaron a Cirilo Trujillo y Fermín González León, presidentes de Tlacotepec y Zoquitlán, respectivamente, a quienes la gente considera los principales impulsoras de ese proyecto.

Amigos del desaparecido explicaron que los alcaldes y sus incondicionales han sembrado el terror en la población. La familia de Sergio es muestra de ello porque incluso ahora tienen temor de denunciar los hechos.