Padres de víctimas del ‘Tec’ denuncian ante PGJ-CDMX

El ex subsecretario de Seguridad Pública, Gabriel Regino, es el abogado de los padres de dos estudiantes que murieron en el Tec de Monterrey el pasado 19 de septiembre. En la imagen, el litigante muestra las denuncias de hechos presentadas esta mañana en la procuraduría capitalina. Foto Alfredo Domínguez

Los padres de dos estudiantes que murieron el pasado 19 de septiembre al colapsar los puentes dentro del Tec de Monterrey presentaron dos denuncias de hechos en la Procuraduría General de Justicia  (PGJ) capitalina contra quien resulte responsable.

Su abogado Gabriel Regino acusó una negligencia dilatoria criminal, pues desde el sismo del 7 de septiembre los puentes que unen los edificios de las aulas 2 y 3 registraron daños, desprendimiento de material y cuarteaduras, pero las autoridades no hicieron nada.

“No hubo ninguna medida de protección civil, no hubo acordonamiento, evacuación, ni tampoco se ordenó la suspensión de actividades en esos inmuebles, ello a pesar del riesgo notorio que implicaba su utilización; se privilegió lo mercantil”, afirmó.


Los padres de Carlos Álvarez y Edgar Michel, de 19 años, quienes estudiaban ingeniería industrial e ingeniería en sistemas computacionales, aclararon que no buscan una indemnización económica con las dos denuncias de hechos presentadas, sino justicia, que se aplique la ley y se evite una tragedia similar.

En las instalaciones de la PGJ, el abogado pidió se investigue por qué las autoridades del Tec de Monterrey dejaron de actuar como la ley se los exigía, y se entreviste e investigue a los jefes de planta y seguridad y al ingeniero que dio la certificación de que las instalaciones del campus eran seguras.

Demandó también que se investigue al vicerrector del plantel, ubicado en el sur de la ciudad, para que explique qué medidas tomó y ordenó en protección de los alumnos desde el 7 de septiembre, por el riesgo notorio que implicaban su utilización.

El sismo del 19 de septiembre sorprendió, al menos a las víctimas que representan, al interior de la cafetería, cuya única salida era pasar irremediablemente por debajo de esos puentes, que finalmente colapsaron y provocó la muerte a cinco personas.

La autoridad determinará quiénes son responsables de estos homicidios, cuya clasificación definirá si pasan cinco y hasta 50 años de prisión, pues es preocupante que durante 12 días las autoridades no hicieron nada ante las afectaciones estructurales de los puentes, dijo.

La construcción acelerada de un nuevo edificio para albergar aulas y el uso de puentes para, aparentemente, unirlos y soportarlos entre sí, fue mal diseñada, los alumnos tomaron fotos de los daños en los puentes y las autoridades del Tec los exhortaron a no hacerlo público.

Además se cuenta con información técnica sobre esos daños, testimoniales y evidencias gráficas que serán integradas a la carpeta de investigación, indicó.

Información de La Jornada