Denuncian que en el Hospital de Cuetzalan una bacteria ha enfermado a seis bebés

Padres de familia y otras víctimas denunciaron que en el Centro de Salud Integral de Cuetzalan del Progreso hay una fuerte epidemia causada por una bacteria que tien al menos a media docena de bebés al borde de la muerte, sin que las autoridades hayan dado al menos una explicación a los padres de familia.

A esta casa editorial llegó una denuncia que se transcribe íntegra a continuación:

“En el Centro de Salud Integral de Cuetzalan del Progreso Puebla se presenta una situación alarmante respecto al estado se salud de seis recién nacidos, cuyas madres tuvieron la atención de parto en dicho hospital. Se describirán a continuación la situación particular de cuatro de ellos, no sin antes aclarar que los padres de tres de los bebés dieron su testimonio pidiendo que se conserve su anonimato hasta que sus hijos sean dados de alta, pues tienen temor de que sufran represalias mediante cambios en el trato y atención de sus pequeños que aún se encuentran hospitalizados. Cabe mencionar que los seis niños de los que se va a hablar, son niños que después de su nacimiento se infectaron con una bacteria dentro del hospital; cinco de ellos nacieron completamente normales y uno con un síndrome que no se relaciona con la infección generalizada en los seis menores.


“El primer caso que se describe es el de una niña que lamentablemente falleció, al parecer a causa de la infección de la que fue contagiada dentro del hospital después de su nacimiento, esta información no fue proporcionada directamente por los padres pues ellos se fueron del hospital una vez que les entregaron el cuerpo del bebé. Los padres de los otros menores mencionan que la niña murió el 1 de mayo debido a complicaciones que comenzaron uno o dos días antes de morir. La niña se encontraba infectada y con tratamiento a base de antibióticos,  su estado era considerado estable pero de repente se puso muy grave (el 29 de abril) y el hospital solicitó a los familiares que consiguieran plaquetas para la niña, pues su salud empeoraba rápidamente; según se menciona el hospital no se hizo responsable de adquirir y trasladar hasta las instalaciones del hospital las plaquetas que requería la niña enferma, de manera que los familiares con sus propios recursos se trasladaron a Puebla y consiguieron las plaquetas, pero tardaron demasiado y llegaron hasta la noche, tanto tiempo de retraso en la llegada de las plaquetas parece que fue determinante para que la niña no respondiera favorablemente y falleciera. Se les sugirió a los padres hacer una denuncia por negligencia médica, pero los padres decidieron marcharse y no proceder legalmente contra la institución, desde que se llevaron a su pequeña sin vida los padres de los otros cinco niños no han sabido nada de ellos.

“Otro caso es de dos bebés que nacieron sin ningún problema de salud el 24 y 26 de abril, las madres de los menores fueron dadas de alta tres días después del parto, los bebes permanecieron dentro del hospital porque los niños presentaban fiebre y síntomas de infección, los médicos de la institución dijeron a los padres que sus hijos estaban un poco mal y con un tratamiento a base de antibióticos, durante una semana los bebes recibieron diferentes tratamientos sin mostrar ninguna mejoría, no estaba claro para los padres cuál era la enfermedad. Los papás de los niños decidieron hacer una queja ante la jurisdicción sanitaria, pues después de una semana no había ningún pediatra en las instalaciones de Cuetzalan que estuviera atendiendo a los niños (solamente un pasante estaba a cargo); su solicitud fue atendida hasta el 6 de mayo, día en el cual llego un pediatra para atender los casos, dicho pediatra estuvo hasta el 12 de mayo y fue sustituido por un nuevo médico especialista. Uno de los dos menores que se mencionan ya fue trasladado al Hospital del Sur en la ciudad de Puebla el día 12 de mayo, el otro sigue en las instalaciones de Cuetzalan y al parecer está estable pero aún no se sabe cuándo será dado de alta.

“Un cuarto caso es de un menor que nació a mediados de abril, dicho niño nació con un síndrome y problemas generales de salud, el pequeño ya fue llevado a un hospital de especialidad en la ciudad de Puebla para tratar lo relacionado con el síndrome y un aparente problema cardiaco, el viaje fue de un solo día, gracias a lo cual se descartó el problema cardiaco, pero persiste el síndrome. El menor permaneció en el Hospital de Cuetzalan por problemas de salud desde su nacimiento (síndrome y problema cardiaco) pero durante ese tiempo también fue infectado por la bacteria que afecta a los otros niños, por lo que su situación es doblemente compleja, el bebé no ha salido del hospital porque se encuentra también con la infección, los padres mencionan que el martes 15 de mayo parece que será dado de alta, pero no están seguros.

“Todos los padres con los que se conversó mencionan un maltrato por parte del personal del hospital, desde policías, enfermeras y médicos. Creen que no se les ha informado de manera adecuada y oportuna, que no se han hecho las gestiones necesarias para que los menores se recuperen y sanen. Al parecer se trata de una infección en la sangre, pero los análisis clínicos después de más de dos semanas no han arrojado resultados claros, o al menos no se les ha informado con precisión a las familias de los menores. Asimismo las medidas sanitarias y la velocidad con la que se toman medidas para que se resuelva el problema no son las adecuadas según los padres de familia sobre todo tratándose de problemas relacionadas con el mantenimiento y las medidas de seguridad dentro del hospital, pues la enfermedad en todos los casos parece ser la misma y originada a raíz de la estancia de los bebés dentro del centro de salud. La información sobre la situación ha sido ocultada a la sociedad pues no se sabe del problema dentro en la población de Cuetzalan y siguen llegando mujeres embarazadas a tener a sus hijos desconociendo el riesgo al cual se enfrenta, creemos que hay un ocultamiento de la información para que no se tomen medidas y se proceda jurídicamente contra los responsables de tan graves sucesos. Esperamos que se difunda esta información con la finalidad de acelerar los procesos de cuidado, de ejecución de proceso jurídicos y de precaución para que no sea de mayor magnitud el problema, de dice que hace aproximadamente cinco años sucedió algo similar ocasionando la muerte de un menor procediendo una sanción en la que fue indemnizada la familia perjudicada”.