Denuncian que el alcalde de Acatlán hostiga a familiares de linchados para que acepten una indemnización

La defensa legal de la familia de los linchados en el municipio de Acatlán de Osorio denunció que el alcalde Guillermo Martínez los están hostigando para que acepten como pago de indemnización 16 mil pesos por los cuerpos de Ricardo y Alberto Flores, linchados el pasado 28 de agosto.

En una entrevista, el abogado Víctor Alonso Tadeo dijo que los familiares de los linchados no van a otorgar el perdón y, por el contrario, van a exigir que se cumpla la ley y se detenga a los responsables.

En dicho sentido advirtió que van a llegar a las últimas consecuencias para hacer justicia por el asesinato de Ricardo y Alberto.


Por esta razón, anunció que se interpondrá una denuncia contra el presidente municipal y los policías que abrieron los separos y permitieron el linchamiento de los dos integrantes de la familia Flores.

“La policía fue omisa, no hizo nada cuando tienen una responsabilidad muy grande; hay organismos internacionales que han emitido sentencia por este tipo de lineamientos y el Estado Mexicano no quiere hacer caso”, señaló.

Al respecto dijo que tanta responsabilidad tienen los pobladores que lincharon a Ricardo y Alberto como los agentes municipales que fallaron en cuestiones técnicas, cuando pudieron evitar el doble homicidio.

Será el juez quien determine la responsabilidad de cada quien, pero la Policía no puede argumentar que fue rebasado por la furia de la población, no es un sustento legal.

Asimismo, aseveró que buscará que la Comisión Estatal de Derechos Humanos emita una recomendación contra el alcalde de Acatlán de Osorio.

“Vamos a buscar que se finquen responsabilidades contra el alcalde desde el punto de vista jurídico”, recalcó; sin embargo, señaló que la Comisión de Víctimas de la Fiscalía General del Estado no funciona y la autoridad solo quiere trabajar en función de los videos difundidos en redes sociales, cuando a su juicio existen elementos que deben ser tomados en cuenta.

Hasta el momento refirió que las autoridades reportaron que el comandante y cinco policías municipales acudieron a la Fiscalía General del Estado para presentar su declaración ante el agente del Ministerio Público.

En el inicio de esta semana, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que tiene previsto liberar 29 órdenes de aprehensión contra el igual número de personas que tuvieron relación con el linchamiento de los dos inocentes que fueron acusados de “robachicos”.

Los familiares de los ejecutados relataron que el día de los hechos solo había ido por materiales de construcción a la comunidad de San Vicente Boquerón para construir una barda.

No obstante, comentaron que ambos se quedaron en la localidad ingiriendo bebidas embriagantes en la vía pública, por lo que fueron levantados por la Policía Municipal de Acatlán.

En el traslado a la comandancia de Acatlán dijeron que algunos pobladores empezaron a divulgar en las redes sociales que en la camioneta que tripulaban les habían encontrado a dos niños que habían intentado robarse.

Tanto Alberto como Ricardo fueron sacados por la fuerza de los separos municipales para ser golpeados, rociados con gasolina y quemados vivos.

Al final destacaron que Ricardo, de 22 años, era originario de Tianguistengo y se encontraba de vacaciones en Acatlán, pues estudiaba la Licenciatura en Derecho, en Jalapa, Veracruz.