Denuncian que candidato de PSI es operador de Grupo México en Olintla

El Consejo Tiyat Tlali y la Red de Derechos Humanos de Puebla descalificaron que David Díaz Vázquez, candidato a presidente municipal de Ixtacamaxtitlán por el Partido Social de Integración (PSI), asegure que se encuentra en contra de los “proyectos de muerte” cuando ha sido operador de Grupo México en Olintla.

El pasado 16 de junio, en la plaza principal de Ixtacamaxtitlán, Puebla, cerca de mil pobladores realizaron una reunión informativa contra la minería a cielo abierto que pretende realizar la empresa canadiense Almaden Mineralas; participaron también los tres candidatos a la alcaldía de este municipio de la Sierra Norte, quienes se comprometieron a rechazar a la minera en caso de ganar.

Ahí, uno de estos candidatos, el del PSI, David Díaz Vázquez, no se comprometió a un rechazo total en caso de resultar el candidato ganador, sino “a buscar fuentes de empleo que no sean por la vía de las minas”.


Sin embargo, hasta hace unos meses, Díaz Váquez era el delegado regional de la Secretaría General de Gobierno del estado de Puebla, y en cuestión de días se convirtió en candidato del PSI.

De acuerdo con el Consejo Tiya–Tlali y con la Red de Derechos Humanos, el hoy candidato a la presidencia municipal de Ixtacamaxtitlán se presentó el pasado 22 de enero en la comunidad de Ignacio Zaragoza, en Olintla, para intentar “convencer” a los totonacas que habían iniciado un plantón de las bondades de Grupo México, presionándolos para que aceptaran la construcción de la hidroeléctrica y permitieran el paso de la maquinaria pesada.

Indicaron que Díaz Vázquez no actuó solo en eso, sino que estuvo acompañado por el presidente municipal de Olintla, Héctor Arroyo Bonilla.

“Actuaron como si fueran empleados de la empresa en lugar de cumplir con sus obligaciones de servidores públicos que deben defender los derechos violentados de la población”, señalaron ambos consejos.

El 20 de enero, un grupo de 50 personas afines al presidente municipal de Olintla privaron de su libertad a los opositores totonacas a la hidroeléctrica. El incidente ocurrió luego de dos asambleas realizadas en la comunidad de Ignacio Zaragoza, donde los indígenas totonacos tenían dos meses en plantón frente a una retroexcavadora con la que la empresa minera intentaba abriri un camino hacia el río Ajajalpan, cuyas aguas pretende usar para generar electricidad.

Entre los retenidos estaban integrantes de la Tosepan Titataniske, la Universidad de la Tierra, el Centro de Desarrollo, algunos miembros de la pastoral indígena de la sierra norte y unos periodistas, a quienes les exigieron firmar un compromiso de “no regresar a la población e identificarse con sus credencial de elector para dejarlos salir de Zaragoza”.

Los Consejos Tiyat Tlali y la Red de Derechos Humanos señalaron que, a pesar de que el hoy candidato de PSI, David Díaz Vázquez, estuvo enterado de esta situación, tanto él como el presidente municipal no hicieron nada para intervenir por los retenidos ni para resolver la situación.