Denuncian amenazas de la Sener y de la CFE, en Honey y Pahuatlán, para imponer gasoducto

Denuncian amenazas de la Sener y de la Comisión Federal de Electricidad, en Honey y Pahuatlán, para imponer el paso del Gasoducto Tuxpan–Tula por esos municipios de la Sierra Norte de Puebla ▪︎ Foto: La Jornada de Oriente

Vecinos de Pahuatlán y Honey, denunciaron que corrieron el pasado lunes a emisarios de la Secretaría de Energía (Sener) y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que han pretendido convencerlos de aceptar el paso del Gasoducto Tuxpan–Tula por esos municipios de la Sierra Norte de Puebla.

Miembros del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla e Hidalgo, que pidieron el anonimato por temor a represalias, aseguraron que luego de que la gente de Pahuatlán y Honey echó a los representantes de la Sener y la CFE, recibieron la amenaza de que el servicio de energía eléctrica les será suspendido por su oposición a la obra federal y que además los líderes de su movimiento serán levantados por el cártel de Los Zetas.

De hecho, advirtieron que a la localidad de Huhuetlilla y a la cabecera municipal de Pahuatlán arribó un trascabo y otra maquinaria pesada, lo que les hace temer que las obras inicien sin la autorización de los pueblos originarios.


La fuentes relataron que el pasado 13 de agosto se apersonaron en la comunidad de Chila de las Flores, perteneciente a Honey, representantes de la Sener, la CFE y de la empresa Transportadora de Gas Natural de la Huaxteca, una filial de TransCanada, que es la encargada de la construcción del gasoducto. Su objetivo era lograr convencer a los opositores al gasoducto de aceptar la obra, luego de que en al menos cinco ocasiones anteriores la mayor parte de la gente había manifestado su oposición.

Los enviados de los organismos iban encabezados por una mujer que se presentó como María del Carmen Álvarez y dijo ser una indígena de Guanajuato, quien intentó persuadir a los pobladores de Honey y Pahuatlán de aceptar el proyecto. Algunos representantes de las comunidades le respondieron que no aceptan el gasoducto porque pone en riesgo sus mantos acuíferos, el monte sagrado conocido como Margarito o El Flojo y que la dinamita que se utilizará para las obras afectará dramáticamente los ecosistemas de la región y las casas que se encuentran a la redonda.

El diálogo se rompió y los opositores corrieron a los gestores e iniciaron una marcha. Un hombre enviado por el presidente auxiliar de Chila de Juárez, Andrés Diego Vázquez, golpeó a Simeo Diego Aparicio, integrante del Consejo Regional de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio de Puebla y los enviados de la Sener y la CFE amenazaron con suspender el suministro de energía eléctrica si no cejaban en su rechazo al gasoducto, según denunciaron los agraviados.

Más tarde, aseguraron las fuentes, personeros del alcalde de Honey, Cirilo López López, amagaron a algunos miembros del Consejo con ser levantados por Los Zetas.