Amenazas de cambio de adscripción por protestas vs. reforma educativa

Maestros denuncian amenazas

El integrante de la Sección 51 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Jorge Cabrera Cantero, denunció ayer amenazas e intentos de cambio de zonas de adscripción a maestros de los municipios de Zacapoaxtla, Tehuacán, Teziutlán, Izúcar de Matamoros y la ciudad de Puebla, por participar en las movilizaciones contra la mal llamada reforma educativa.

Llamó la atención que durante la rueda de prensa se presentaron cinco personas de corte militar, lo cual obligó en ese momento a reforzar las medidas de seguridad del docente, quien mantiene una postura crítica contra la medida legislativa.

La denuncia fue hecha pública, luego que el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, amenazó que aplicará la Ley contra maestros que participen en movilizaciones con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).


Cabrera Cantero respondió que se trata de una amenaza abierta contra el magisterio, “pues el gobierno dijo que se nos aplicará la ley, lo cual significa que habrá represión”.

Explicó que la Secretaría de Educación Pública del estado (SEP) demanda a las Cordes (Coordinación Regional de Desarrollo Educativo) los nombres de los maestros que ofrecen ruedas de prensa para exhortar a maestros a que se sumen al movimiento.

Relatan amenazas

Las amenazas son que le bajemos al movimiento social del magisterio, reveló el docente.

En ese sentido, responsabilizó al gobierno del estado y federal si algo llega a suceder en Puebla a los maestros y maestras que están dando la cara en Puebla, de manera pacífica, para echar abajo la reforma.

Jorge Cabrera recalcó que están tratando de mover a los maestros de sus zonas de trabajo, fuera de los horarios de clases y de sus actividades académicas.

Dijo que esta problemática se centra más en el municipio de Izúcar de Matamoros y en la zona de la Mixteca.

En el caso de Puebla, señaló que no sólo se viven problemas de represión contra los maestros, pues también está el incremento de los feminicidios, el robo de hidrocarburo a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), así como la ola de asesinatos.

Tenemos que exigir el cese a la violencia y la situación de crisis que vivimos en Puebla, reclamó el maestro.

Aclaró que los maestros no son violentos, solamente hacen uso de su derecho a la libre manifestación, con el respaldo de organizaciones sociales, la comunidad y los padres de familia para frenar la reforma educativa.