Definen los liderazgos del movimiento de Elba Esther Gordillo en Puebla

Maestros por México (MXM) será la agrupación que promoverá la creación de una nueva política educativa, que pugnará por el cambio de dirigentes en el SNTE y principalmente será la vía para el regreso de Elba Esther Gordillo Morales a la vida pública del país. Para el caso de Puebla, la cabeza de MXM será Moisés Soto, quien ya fue miembro de la dirigencia de la sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y es un importante líder social en la región de Texmelucan.

En Puebla, MXM tendrá 10 capítulos, que serán las regiones en que dividirá el estado y cuyos responsables ya fueron nombrados. El conjunto de la agrupación hará su presentación pública el próximo 18 de agosto, dos días antes de que Elba Esther Gordillo Morales ofrezca la primera rueda de prensa, luego de haber obtenido su libertad el miércoles de esta semana.

Hace algunos días, los miembros de MXM grabaron un video –que se puede ver en las redes sociales de La Jornada de Oriente– en el cual daban a conocer la conformación del movimiento en Puebla y de alguna manera, le dieron la bienvenida anticipada a Elba Esther Gordillo en el proceso de recuperación de su libertad, de dejar de ser una presa política del gobierno de Enrique Peña Nieto.


Algo que llama la atención, es que en el video se ve a Cirilo Salas Hernández, quien fue dirigente del SNTE 51, es legislador local y es miembro del equipo de campaña de Martha érika Alonso, la candidata panista a la gubernatura, definiendo que lo ahí presentes son “Elbistas de corazón”.

Pese a esa definición, trascendió que en la cúpula nacional de MXM no se aceptó que Cirilo Salas Hernández ni Guillermo Aréchiga Santamaría, quien fue secretario general del SNTE y ganó una diputación federal por Morena, fueran las cabezas del movimiento.

Se buscó que sean maestros que tengan una trayectoria en luchar contra los vicios del sindicato y la corrupción del sistema educativo.

Por esa razón se optó por Moisés Soto, quien es un líder cristiano de la región de San Martín Texmelucan y cuando fue parte de la cúpula del SNTE 23, se destacó por ser un maestro que luchaba contra la falta de transparencia financiera en el sindicato y a favor de la democratización del mismo.

EGM llega, cambia y se va

A lo largo del actual proceso electoral surgió la organización llamada Redes Sociales Progresistas (RSP), la cual era encabezada por Rafael Ochoa Guzmán y Fernando González, el yerno de Elba Esther Gordillo Morales.

Las RSP sirvieron para articular a los maestros de todo el país en torno al movimiento lopezobradorista y conseguir el triunfo en la elección de la presidencia de la República.

Fue la manera en que Elba Esther Gordillo, varios ex dirigentes del SNTE y una ola de maestros de todo el país se cobraran el agravio provocado por el presidente Enrique Peña Nieto de imponer una reforma educativa, la cual resultó ser un instrumento de control laboral y de menoscabo de las condiciones salariales de los docentes.

Luego de que se logró el triunfo electoral de AMLO, el movimiento magisterial se ha dividido en dos agrupaciones:

Las RSP seguirán siendo encabezadas por Rafael Ochoa y Fernando González. Ahora su propósito será crear un nuevo partido político, que en esta ocasión sea una fuerza política dirigida por maestros, cuyos militantes sean docentes y que conquiste el voto de los profesores, juntos con sus familias.

Es decir, se buscará no repetir el yerro del Partido Nueva Alianza que en manos de los actuales dirigentes del SNTE acabó siendo un bodrio repudiado por los maestros y por esa causa ya está en proceso de extinción.

La segunda agrupación es Maestros Por México, que será encabezada a nivel nacional por Tomás Vázquez Vigil –quien dirigió al SNTE entre los años 1998 y 2000– y Moisés Jiménez, quien es oriundo de Hidalgo.

MXM tendrá una incidencia en tres aspectos: proponer políticas educativas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, exigir que se repare el daño a los maestros reprimidos por oponerse a la reforma educativa y recuperar la dirigencia del SNTE, es decir echar a Juan Díaz de la Torre, el secretario general del sindicato, junto con los secretarios seccionales de todo el país.

Se dice que en MXM habrá una participación activa de Elba Esther Gordillo Morales, quien reclamara que nunca le iniciaron un proceso de retiro de sus derechos sindicales y por ende, peleará por recuperar el cargo de presidente del SNTE, como preámbulo para expulsar a Juan Díaz de la Torre.

El objetivo será regresar al ámbito educativo del país, promover una reforma democrática al SNTE, cambiar a sus dirigentes y luego de ello, retirarse de la vida pública del país, una condición que se impone por sus 74 años de edad y un fuerte deterioro en su salud como consecuencia de casi seis años de privación de su libertad.