Decepción y enojo causa la rueda de la fortuna por la desorganización del gobierno

Cientos de ciudadanos amagaron con tomar las instalaciones de la pomposamente llamada “rueda de observación panorámica”, luego de que los trabajadores sólo entregaron 500 boletos, pero para acceder hasta las 7 de la noche. Mientras unas mil 500 personas que hicieron fila dese las 8 de la mañana se quedaron pasmadas porque dos horas después les anunciaron que ya no había lugar para ellos  ■  Foto Rafael García Otero
Cientos de ciudadanos amagaron con tomar las instalaciones de la pomposamente llamada “rueda de observación panorámica”, luego de que los trabajadores sólo entregaron 500 boletos, pero para acceder hasta las 7 de la noche. Mientras unas mil 500 personas que hicieron fila desde las 8 de la mañana se quedaron pasmadas porque dos horas después les anunciaron que ya no había lugar para ellos ■ Foto Rafael García Otero

Decepción y enojo es lo que está causando la recién inaugurada rueda de la fortuna, ubicada en el Parque Lineal de Angelópolis, ante la falta de organización e información del gobierno del estado.

Ayer por la mañana, cientos de ciudadanos amagaron con tomar las instalaciones de la pomposamente llamada “rueda de observación panorámica”, luego de que los trabajadores sólo entregaron 500 boletos, pero para acceder hasta las 7 de la noche.

Mientras unas mil 500 personas que hicieron fila desde las 8 de la mañana se quedaron pasmadas porque dos horas después les anunciaron que ya no había lugar para ellos; tendrían que acudir a alguna estación radiofónica o de televisión local porque ahí se estaban repartiendo los boletos y, si tenían suerte de conseguir uno, tendrían que esperar otras nueve horas para poder subir.


La irritación de la gente, padres de familia que acudieron con todo y sus hijos de diferentes partes de la capital, e incluso algunos de ellos que viajaron del interior del estado para tratar de subirse a esta rueda de la fortuna fue tal que exigieron una solución, y comenzaron a arremolinarse y tratar de meterse a las instalaciones.

Cuando los empleados de la “Estrella de Puebla” –como oficialmente se le conoce a la millonaria rueda de la fortuna– se dieron cuenta de que no era una simple amenaza hicieron unas llamada y “resolvieron” el problema: 2 mil boletos más fueron repartidos minutos después.

Sin embargo, después de la 1 de la tarde seguía llegando gente, familias completas, cuya emoción por subir y conocer la azotea del centro comercial Angelópolis y el resto de la capital desde 80 metros de altura desapareció a los pocos segundos, cuando les informaron que no había boletos, que trataran de conseguir uno en alguna radiodifusora o en la televisión.

“Es que ya hablé a Radio Oro y me dijeron que ahí no sabían nada”, afirmó un hombre que viajó desde Bosques de San Sebastián, al extremo oriente de la capital, con sus hijos para tratar de subir a la rueda. “Pues nosotros tampoco sabemos. Pero allá en las estaciones de radio y en las tres televisoras están dando los boletos”, respondió un hombre de corbata y camisa de la “Estrella de Puebla”.

“¿Y por qué no está funcionando ahora, por qué hasta la noche?”, preguntó otro más. “Es que la están revisando”, respondió el mismo hombre del staff”.

El murmullo de quienes se acercaban y recibían esa información fue el mismo: “¿Entonces para qué la pusieron?”, decían las personas que expresaban, además, que era mejor haber esperando a que estuviera en correcto y total funcionamiento, que haberla inaugurado “a medias”. De cada 10 personas que llegaban, ocho preferían irse al centro comercial y las dos restantes optaban por recorrer el Parque Lineal.

El gobierno de Puebla aseguró en un comunicado de la Secretaría de Transporte que sólo funcionará tres horas al día durante esta primera semana, porque se están haciendo “estudios técnicos para su certificación”, aunque no se sabe con exactitud qué quiere decir eso y a las personas que tenían varias horas de pie menos les importaba: querían subirse y ya.

“Costó mucho dinero, ¿no?  ¿Entonces por qué no la ponen a funcionar? Si fue hecha con dinero del pueblo, pues para eso es, no que nos tienen aquí en el mero sol y esperando a ver si nos llega a tocar un boleto, no se vale”, clamó Laura Adriana, una de las inconformes.

La vuelta a la rueda de la fortuna con boletos gratis sólo durará un poco más de 10 minutos, y no los 30 como está programado a partir de la próxima semana, cuando ya se cobre a 30 y 50 pesos el acceso por persona,




Ver Botones
Ocultar Botones