Debe Moreno Valle dejar al PAN de Puebla libre, señaló Rafael Micalco

Rafael Micalco expuso que serán las instancias correspondientes las que deben definir si la elección se anula ■ Foto Elizabeth Rodríguez Lezama

Tehuacán. El Partido Acción Nacional (PAN) necesita liberarse del morenovallismo, es necesario que se respeten la vida institucional del albiazul, sus liderazgos y sus órganos colegiados tanto en la capital como en los municipios, declaró en esta ciudad Rafael Micalco, quien realizó una gira de trabajo con el objetivo de medir la aceptación que tiene en la zona Marco Cortés, quien aspira a dirigir a ese instituto político a nivel nacional.

Para Rafael Micalco en municipios como Tehuacán la dirigencia está sometida a lo que se dicte desde la capital del estado, por lo que hay quejas de parte de la militancia hacia el presidente del Comité Municipal, Luis Miguel Abascal, quien ha relegado a varios de los verdaderos panistas para abrir las puertas y hasta las candidaturas a gente que no representa los intereses del panismo local.

Se trata de una forma de proceder que se aplicó en otras zonas de la entidad donde incluso varios de los verdaderos panistas no tuvieron más opción que irse a contender con otro partido político y desde ahí ganaron la elección, por lo que adelantó que a pesar de ello su propuesta incluye recuperar a esa militancia para tener un partido fortalecido al momento de la renovación nacional.


Adelantó que Marco Cortés le ha pedido ser parte de su equipo para ir por el Comité Ejecutivo Nacional del PAN, de modo que en cuanto se abra la convocatoria trabajará para ese objetivo, luego de lo cual el proyecto es ir por la renovación de los comités estatales y los municipales.

Micalco también abordó el tema específico de la elección por la gubernatura, sobre lo cual consideró que debido a las diversas anomalías y situaciones de violencia que se vivieron durante la jornada de votaciones “la moneda está en el aire”, aun cuando ya Martha Érika Alonso tiene su constancia de mayoría.

Resaltó que a pesar de haber sido parte de varios procesos electorales, nunca vio en Puebla una elección tan plagada de violencia como la del pasado 1 de julio, “nunca había visto sicarios robándose las urnas ni que se diera tanta agresión contra los ciudadanos a través de delincuentes electorales”.

Para Rafael Micalco la forma en que se presentaron esos hechos violentos da la impresión de que hubo un orquestador desde algún órgano de poder gubernamental, aunque no quiso señalar directamente a alguien, expresó que es lamentable y reprobable que se haya actuado de esa manera.

Finalmente, expuso que serán las instancias correspondientes las que deben definir si la elección se anula, puesto que las impugnaciones al resultado de la elección están en los tribunales, por lo que para él en la elección por la gubernatura en Puebla nada está definido.