El debate de Clinton y Trump no aborda los “focos rojos” de la reforma migratoria y el TLC

Los “focos rojos” que no fueron abordados en el debate de Clinton y Trump, por la presidencia de Estados Unidos de Norteamérica, son la revisión al Tratado del Libre Comercio y la reforma migratoria, decisiones que impactará a México, sostuvo el maestro Derzu Daniel Ramírez Ortiz, catedrático de la Facultad de Relaciones Internacionales de la Upaep.

La declaración fue emitida este jueves durante el anuncio del curso “El proceso electoral en Estados Unidos y su impacto en México”, del 4 de noviembre, todos los viernes.

Ramírez Ortiz expuso que la candidata a la presidencia de Estados Unidos de Norteamérica, Hilary Clinton, ha remontado en las preferencias electorales en un 62 por ciento por encima del magnate Donald Trump, quien cuenta con el respaldo del 38 por ciento de la intención al voto.


Lo anterior, precisó, indica que con el debate de Clinton y Trump del lunes pasado, la candidata subió 7 puntos por arriba que Trump, quien ha sido señalado por su lenguaje xenofóbico.

Informó que en el reciente debate, la candidata demócrata Hilary Clinton buscó convencer al electorado educado, sofisticado, reflexivo y joven, que querían votar por Bernie Sanders.

Reforma Migratoria

Sobre el tema migratorio, el analista expuso que “el famoso muro” que fue un tema mediático en México, no fue mencionado en el debate de Clinton y Trump, sin embargo, será en los próximos dos debates donde las “herramientas electorales” se enfoquen a los migrantes indocumentados.

En el caso de Donald Trump, dijo que su posición está sustentada en que los mexicanos indocumentados que van a EEUU son culpables de la mala situación de la economía y seguridad, lo cual es falso.

No obstante, reconoció que Trump sigue con el tema migratorio como “piedra angular” de su discurso político.

Mientras que Hilary Clinton, comentó que buscará estrategias para incorporar al ámbito social y económico a los inmigrantes, pero no habló de legalizarlos.

A su juicio, Derzu Daniel Ramírez dijo que esta postura resulta alentadora para los 11 millones de mexicanos que radican en Estados Unidos sin documentos.