Dañadas, 3 mil has. de cultivos por los cañones antigranizo de Audi: edil electo de Nopalucan

Los dispositivos sónicos antigranizo que Audi de México activa en su planta de San José Chiapa, generaron afectaciones a cultivos de la zona, debido a que su uso provocó que no lloviera.

Félix Aguilar Caballero, edil electo de Nopalucan, sostuvo que los efectos nocivos de los cañones no se centraron en el municipio donde se ubica la firma de los cinco aros, sino en los aledaños, como en el que gobierna, Soltepec y Cuapiaxtla, entre otros.

Los agricultores conocen el ciclo de lluvias, además de que en esa zona es de intensas precipitaciones pluviales, por lo que afirman que la utilización de los cañones antigranizo alteró el temporal.


“Las lluvias que benefician a nuestros campesinos siempre se vienen de la zona hacia el lado de Oriental y debido a los cañones antigranizo, es el primer año que los utilizan y ahí está el resultado de la sequía. Conocemos las nubes, conocemos la temporada de lluvia y se ha puesto para llover y cuando empiezan a detonar las bombas, las nubes se esparcen y ya no llegan a nuestro municipio”.

Las plantas de maíz, cebada, frijol y calabaza no desarrollaron lo suficiente y en este año los productores no tendrán cosecha.

El alcalde electo estima que son entre 2 mil y 3 mil hectáreas las que se perdieron, por lo que ya se encuentran buscando apoyos para recuperarse un poco.

Calculó que las pérdidas las sufren entre 800 y mil productores, los cuales ya se encuentran buscando apoyos para recuperarse un poco, pero no ven viable que se aplique el seguro agrícola porque solo les darían entre mil y mil 500 pesos por hectárea afectada.

La inconformidad surge porque la mayoría de ellos utilizan semilla mejorada, lo que representa una inversión mayor, esto significa que por cada hectárea destinan entre 8 y 9 mil pesos.

“Y pretenden, por ahí se escucha, que quiere apoyar a los campesinos con mil pesos”, comentó el alcalde.

Por este daño al campo, Félix Aguilar Caballero consideró que los ediles de la zona deberían organizarse, a fin de que el próximo año ya no se permita más el uso de los cañones antigranizo.

En su caso, señaló, al entrar en funciones prohibirá –aunque no especificó cómo lo sustentará legalmente– el uso de los dispositivos.

“Para el próximo ciclo agrícola lo vamos a prohibir y tomaremos cartas en el asunto para que no sea igual”, sentenció.

En el caso de Volkswagen de México, son tres cañones antigranizo con los que cuentan, dos de ellos ubicados en su planta en Cuautlancingo y uno más en la zona del estadio Cuauhtémoc.

También los campesinos de estas zonas acusan que los disparos que lanzan evitaron que lloviera y en consecuentica, perdieron sus cosechas.