Cuestionado fiscal Anticorrupción es ahora el director del Instituto Oriente

Cuestionado fiscal Anticorrupción es ahora el director del Instituto Oriente ■ Foto Archivo de La Jornada de Oriente

Apenas un año tres días duró Enrique José Flota Ocampo como fiscal Anticorrupción en Puebla, pues ayer fue conocida su renuncia al cargo para incorporarse como rector del Instituto Oriente. El nombramiento directo se lo dio el Provincial de la Compañía de Jesús en México, José Francisco Magaña Ávila.

Flota Ocampo rindió protesta como fiscal Anticorrupción el 24 de abril de 2017 y su nombramiento como director del Oriente fue dado a conocer el pasado viernes.

Tras su nombramiento como fiscal esta casa editorial dio a conocer que Enrique Flota fue el fiscal Jurídico de Derechos Humanos y Atención a Víctimas del Delito, que estuvo a cargo del caso Chalchihuapan y quien ofreció la disculpa pública del gobierno de Moreno Valle a Elia Tamayo Montes, madre del menor asesinado José Luis Tehuatlie Tamayo.


También estuvo en sus manos la situación jurídica de más de 350 personas consideradas por organizaciones no gubernamentales presos políticos o perseguidos por la administración de Rafael Moreno Valle, así como la solicitud de alerta por violencia de género en Puebla, en donde se han documentado 116 feminicidios de enero de 2016 a la fecha.

Elia Tamayo denunció que Enrique Flota Ocampo la presionó para que aceptara las disculpas públicas, con la amenaza de que si se negaba volverían a encarcelar al edil auxiliar de Chalchihuapan, Javier Montes Bautista, quien fue liberado en septiembre pasado, después de dos años en prisión.

La mujer refirió que Enrique Flota Ocampo, con ayuda de un grupo de abogados, la coaccionó para que exonerara a Facundo Rosas Rosas, ex secretario de Seguridad Pública del estado, responsable de la operación policiaca en la que su hijo murió.

En su momento, pobladores de Chalchihuapan repudiaron el nombramiento del fiscal y aseguraron que se trataba de un premio a Enrique Flota por apagar el fuego de la represión policiaca de 2014.

Fue una condecoración por vender a víctimas al gobierno estatal, manifestó el Centro de Derechos Humanos José Luis Tehuatlie; mientras, Irene Herrera Delgado, del Observatorio Ciudadano Laboral Poblano, aseveró que la llegada de Enrique Flota a la fiscalía era muestra del estado de putrefacción de la actual administración estatal, que continúa controlada por Moreno Valle.