Crónica de los ataques a Francia

Foto: Getty

A siete días de haber iniciado el presente año, la dirección de la revista satírica Charlie Hebdo, se convirtió en el objetivo de un atentado en contra de París, el tiroteo por parte de dos hombres enmascarados y armados con rifles de asalto dejaron un saldo de 11 personas muertas y varios heridos.

Los autores del atentado fueron identificados como los hermanos Koauchi, vinculados a Amedy Coulibaly, acusado por el asesinato de varios rehenes en un supermercado judío de la capital francesa, como parte de los atentados ocurridos el 7 y el 9 de enero de 2015.


Tras el inicio de las investigaciones sobre los actos terroristas, el 21 de enero el gobierno de Francia anuncio que destinaría 490 millones de dólares para vigilar a los más de tres mil islamistas radicales que operan en el país. Señaló que dichos recursos serian cruciales para enfrentar la cada vez mayor amenaza extremista en Francia.

Ante el sembrado terror, a mediados de año, el 26 de junio organismos de la comunidad musulmana francesa, denunciaron el incremento del 70 por ciento en ataques o actos “islamófobos” registrados en Francia, después de los atentados yihadistas en la capital del país.

El 30 de septiembre, la Justicia francesa acusó al presidente sirio Bashar al-Assad, de cometer “crímenes contra la humanidad” en base a una denuncia, sustentada en miles de fotografías, que lo señalaba como el autor de presuntas torturas a presos, practicadas por el régimen sirio en los años 2011 y 2013.

El conflicto en Siria ha cobrado al menos 250 000 vidas, de acuerdo a los cálculos de la ONU, y provocado el desplazamiento de más de la mitad de la población, generando un severo proceso de migración a Europa, en busca de refugio.

Contrario a la posición inicial de Francia, sobre no intervenir en Siria por temor a beneficiar a al-Assad, el 27 de septiembre, Francia bombardeo un bastión del Estado Islámico (EI).

“Atacamos porque sabemos que Siria, en particular en el área de Raqqa, hay campos de entrenamiento para combatientes extranjeros cuya misión no es ir y luchar por el  Daesh, sino venir a Francia y Europa para llevar a cabo ataques”, señaló el ministro respecto al cambio de actitud del país en las acciones en Siria.

Francia atacó Siria por segunda ocasión, el pasado 9 de octubre. El ministro francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, amenazó con más bombardeos en el futuro, luego de lanzar un ataque aéreo contra un campo de entrenamiento del EI.

El viernes 13 de noviembre, atentados simultáneos, entre tiroteos y explosiones, en diversas zonas públicas en el centro-este de la capital francesa cerca del Stade de France, dejaron al menos 129 personas muertas 352 personas heridas y 7 terroristas abatidos, según informó la Fiscalía de París.

Uno de los seis ataques, fue un tiroteo en la sala de conciertos Le Baraclan, también se reportaron dos explosiones durante el partido amistoso entre los equipos nacionales de Francia y Alemania, en el que se encontraba presente el presidente Hollande, quien fue desalojado inmediatamente. Otro de los tiroteos se dio en los restaurantes Le Petit Cambodge y Le Carillon.

Luego de la tragedia, la organización del EI, mediante un comunicado, se atribuyó la autoría de los ataques.

Al siguiente día del terror, François Hollande, declaró tres días de duelo nacional por las víctimas de los atentados, tras señalar los hechos como un “acto de guerra” elevó la alerta a su máximo nivel y declaró estado de emergencia, el mismo que se tenía el país en la masacre de 1961 durante la guerra de Argelia.

En tanto, el líder de la Iglesia Católica, declaró el pasado sábado, que los atentados ocurridos en París con “una pieza” de la “tercera guerra mundial”.

Por su parte, los aliados de la coalición dirigida por Estados Unidos, incluida Francia, han pedido a Rusia que cese de inmediato los ataques contra la oposición siria y se enfoque en combatir a los milicianos del Estado Islámico.

Esté lunes, el Ministerio de Defensa francés anunció que Aviones militares franceses, en coordinación con el Ejército de Estados Unidos, destruyeron dos campos de entrenamiento del Estado Islámico (EI) en Raqqa.

Barack Obama, quien aseveró que eliminará el EI, y Vladímir Putin, quien busca la coordinación de la comunidad internacional para atender el conflicto sirio, mostraron su apoyo a Francia, durante las comparecencias en el primer día de la cumbre de los G-20.

Asimismo, ante la amenaza de Hollande y Obama sobre intensificar bombardeos, el grupo yihadista advirtió que atacará a Estados Unidos, Australia, Canadá y Bélgica, entre otros países, “si persisten los bombardeos contra los hermanos musulmanes”, a través de un video publicado por el EI.

 

 

 

Con información de Aristegui Noticias 

P.P. M. Meléndez / La Jornada de Oriente