Cornada

Como ya no hay candidato que golpear, el gobierno perdió interés en el caso Malpica