Coparmex: no hay condiciones para que sindicalizados de VW logren aumento de dos dígitos

Las condiciones actuales no están dadas para que los sindicalizados de Volkswagen de México reciban un incremento salarial de 11 por ciento, como lo demanda su representación, consideró el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), José Antonio Quintana Gómez.

Expuso que por las caída de las ventas internacionales de la armadora y la sucesión presidencial en el país, no hay un ambiente económico que propicie que a los más de nueve afiliados al Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) se les mejoren sus ingresos en dos dígitos.

Para el dirigente del centro empresarial, un incremento de entre 6 y 8 por ciento sería adecuado, toda vez que supera el índice inflacionario.


Asimismo, confió que empresa y sindicato lleguen a un acuerdo positivo que beneficie a ambas partes y que supere el 6.5 por ciento que se alcanzó en 2017.

El dirigente de la Copamex en Puebla, consideró que  no se vislumbra un escenario de estallamiento a huelga, ya que opinó que el secretario general del Sitiavw, Rey David García Avendaño, se ha mostrado consciente de la situación de la empresa y del país.

Lo más importante, dijo Quintana Gómez, es mantener el empleo de los más de 10 mil trabajadores sindicalizados y eventuales de la compañía alemana.

“Creo que las condiciones no están dadas para una negociación de dos dígitos, claro al final de cuentas que mas quisiéramos que este fuera superior para la compañía y sus familias. A pesar de que Volskwagen es nuestro filial, los números les toca definirlos entre ambas partes, pero la realidad del país, las condiciones de la planta y la economía internacional están para que el incremento sea de 6 y 8 por ciento”.

Quintana Gómez, destacó que el ambiente laboral en Puebla es estable, puesto que en varios años no ha existido un escenario de estallamiento a huelga.

“El sindicato de la Volkswagen siempre ha sido razonable a pesar de que las peticiones siempre son más altas, al final de cuentas se llegan a buenas negociaciones y confió en la voluntad de ambas partes. El líder sindical de los trabajadores tiene esta conciencia que es más importante mantener el empleo ante la misma incertidumbre que existe por los mercados mundiales y el nuevo gobierno federal, creo que se va llegar a buenos términos”.

Cabe mencionar que en México, Volkswagen no atraviesa por su mejor momento, toda vez que se nueva cuenta registra una caída drástica en ventas, que en julio fue de 26.1 por ciento.

En julio, la firma alemana solo colocó 12 mil 754 autos ligeros, cuando durante el séptimo mes de 2017  llegó a las 17 mil 521.