CONTRASTES DEL GOBIERNO DE RMV

De nueva cuenta hay hechos en la realidad pública de la entidad que desnudan el espíritu del gobierno estatal. Por un lado, vecinos de Santa Clara Ocoyucan protestaron ayer bloqueando la carretera federal Puebla–Atlixco, debido a las carencias que tienen en los servicios de salud. También cerró sus puertas un importante psiquiátrico, de los pocos hospitales especializados, que hay en la entidad.

En contraste, se sabe también del dispendio oficial que destina mensualmente más de 5 millones de pesos a espectáculos o, mejor dicho a la promoción particular de la figura del titular del Poder Ejecutivo, Rafael Moreno Valle Rosas.

Se ha advertido en este espacio,  pero también lo han hecho grupos sociales, analistas y ciudadanos, que los privilegios en esta administración hacia obras suntuosas o de poca valía social es inadmisible, pero resulta además ofensivo cuando se conoce la precariedad en que viven millones de poblanos, los cuales están alejados de los planes gubernamentales.


Los ciudadanos, principalmente los de más escasos recursos, los más necesitados, están al margen de las políticas gubernamentales, porque esta administración está enfocada a causar impactos que generen votos, no proyectos ni obras que alienten el desarrollo de la sociedad.

Seguramente este periodo gubernamental va a dejar sentir su impacto en los años venideros, cuando el abandono y hasta el desprecio que se tiene por el bien del pueblo emita facturas que van a ser muy altas y difíciles de saldar.

Aún es tiempo de rectificar y de hacer un buen ejercicio de gobierno, en vez de sólo querer influir en las encuestas de popularidad e intención de sufragio.