Contrademanda contra el gobierno de Puebla será interpuesta por Castillo Montemayor

Contrademanda contra el gobierno de Puebla será interpuesta por Castillo Montemayor. Foto Archivo de La Jornada de Oriente

El ex preso político y ex secretario de Medio Ambiente en el estado de Puebla, Francisco Castillo Montemayor, advirtió que interpondrá un contrademanda por el año en prisión acusado injustificadamente por el delito de peculado.

“A mí me mandaron al penal, me procesaron, hubo daño moral, me causaron daño físico, fue mucho dolor para mi familia, me privaron de mi actividad y de donde vivo”, dijo en la entrevista, al tiempo de sentenciar que no se quedará callado.

Castillo Montemayor anunció que procederá legalmente en contra del gobierno de Puebla por ser encarcelado sin pruebas de por medio durante el sexenio del panista Rafael Moreno Valle Rosas, quien busca imponer a su esposa Martha Érika Alonso Hidalgo, como la próxima gobernadora del estado.


En entrevista, en el programa de internet “Voces Ciudadanas”, que conduce el abogado y activista Luis Soriano Peregrina, el ex funcionario público criticó la política ambientalista de la administración morenovallista.

“Si pensaban que metiéndome la cárcel me iban a callar o me iban a achicar, se equivocaron, porque soy una persona que sé cuál es exactamente mi función en esta vida”, afirmó.

Francisco Castillo fue exonerado por el delito de peculado, luego de que no prosperara el recurso de revisión interpuesto por la Fiscalía General del Estado (FGE), en contra del amparo concedido por el auto de formal prisión.

El pasado 21 de noviembre de 2016 finalmente se dictó auto de formal prisión en su contra por parte de la Contraloría Estatal, del que fue liberado por falta de pruebas.

La autoridad le imputó el mal manejo de los recursos públicos por 39 millones de pesos, que quedó asentado en el expediente número 472/2016.

Castillo Montemayor interpuso un amparo en contra del auto de formal prisión, que se resolvió a favor del detenido, a quien se le concedió su libertad.

Sobre el año que estuvo privado de su libertad, dijo, “me hicieron gastar lo que no tengo, gracias a que tengo muchos amigos entre todos se solidarizaron conmigo, mi esposa hizo rifas hasta de unos aretes”, a fin de cubrir algunos gastos.

Incluso reveló en la entrevista que los aretes “no valían gran cosa,” pero gracias a esta subasta logró pagar las diligencias.

A un par de semanas de absolución definitiva, dijo “lo único que quiero es justicia, que se me haga justicia”.

Castillo Montemayor sostuvo que nunca ha fallado en sus principios de honestidad.

“En mi trabajo siempre fui fiel y quería demostrar qué se podía vivir sin problemas el sueldo que pagan, pues me pagaban bien”, refirió.

El septuagenario aseveró que no va a quedar callado, pues ya quedó demostrado que no tenían ninguna prueba en su contra.

“No configuraron el cuerpo del delito en mi contra, me dictaron formal prisión de manera arbitraria y los jueces demostraron que no había justificación”, reveló.

Durante la entrevista, el ex funcionario estatal dijo que sus problemas iniciaron cuando el ex mandatario de Puebla, Rafael Moreno Valle y el secretario de Desarrollo Social, Mario Riestra, denostaron su trabajo en el gobierno marinista.

“Me fabricaron un delito para callarme, para que ya no siguiera hablando palabras en contra el Parque Flor del Bosque”, señaló.

En ese sentido, argumentó que el trabajo que hizo fue con recursos del gobierno, y se logró la certificación de un centro de Educación Ambiental (en Flor del Bosque), que estaba entre los tres mejores del país.

“Cuando vi que lo empezaron a destruirlo, y declaré sobre la importancia del centro porque eran unos ineptos y corruptos”, señaló.

Incluso, recordó que el proyecto en el sexenio morenovallista destruyó los viveros que estaban produciendo 36 millones de plantas anuales con el apoyo de los campesinos.

Con esas plantas, Francisco Castillo indicó que se estaba reforestando la Sierra de Puebla en los últimos 25 años.

Al final, el ahora activista reclamó que lo metieron a la cárcel para acallarlo, pero eso no resolvió el problema. “¿Con eso se rescató Flor del Bosque?, ¿Con eso se resolvió la calidad del aire en Puebla?”.

Por lo tanto, insistió que si pensaban que encerrándolo en la cárcel lo iban a callar, se equivocaron.

“Tengo 72 años y toda mi vida he dedicado al servicio público y he vivido de mi sueldo, no como otros funcionarios que se escudan en trabajar en el gobierno y desvía recursos públicos”, argumentó.

Sostuvo que la Contraloría acudió con alevosía al acusarlo  y encarcelarlo.

Además comentó que tras una auditoría, nunca le entregaron un pliego de observaciones para comprobar las supuestas faltas, a pesar de que la ley marca un tiempo y lo hicieron hasta que estaba en el penal.