Consumo de drogas: 25 colonias son de alto riesgo revela Centros de Integración Juvenil

Norma Notario refirió que no solamente aumentó el número de colonias consideradas de alto riesgo, sino también la cantidad de menores de edad que tiene su primer contacto con estupefacientes ■ Foto Elizabeth Rodríguez

Tehuacán. Hasta 25 colonias se consideran ya como focos rojos en materia de consumo de sustancias nocivas, por parte de Centros de Integración Juvenil (CIJ) reveló su directora, Norma Notario Guevara, quien dijo que este año las estadísticas en esa materia se han elevado.

Colonias como la Nicolás Bravo, Santo Domingo, América y Centro, son las que se mantienen en la lista desde hace tiempo, pero incluso algunas de nueva creación ya se incluyen explicó la directora, quien dijo que ante ello se ofrecen una serie de servicio por parte del CIJ, con el objetivo de apoyar a las personas que viven esa situación.

Refirió que no solamente aumentó el número de colonias consideradas de alto riesgo, sino también la cantidad de menores de edad que tiene su primer contacto con los estupefacientes, cifras que resultan preocupantes porque hay hasta niños de 12 años entre quienes ya consumen algún tipo de droga.


Notario Guevara explicó que la mayoría de los casos los detectan los profesores, quienes a su vez informan a los padres de familia para que pidan apoyo al CIJ, es por ello que la institución mantiene su programa de capacitación a maestros, así como pláticas de prevención en las escuelas.

Dependiendo de la situación que se enfrenta se remite al paciente a un programa específico; el de prevención atiende a menores que no consumen drogas pero tienen contacto con consumidores, por lo cual se les considera en riesgo de caer en el vicio.

Esta el programa de experimentadores, en ese se encuentran adolescentes que ya tuvieron contacto con alguna droga, casi todos ellos empezaron con marihuana, posteriormente consumieron cocaína. En ese caso se brinda una atención que los lleve a alejarse de las drogas y el círculo que los acerca a ellas.

Para quienes ya abandonaron el consumo se cuenta con los grupos de contención, en ellos trabajan dependiendo del tipo de problema y la edad, por lo cual la atención no solo se centra en los jóvenes sino abarca hasta adultos mayores señaló Norma Notario, quien dijo que los más grandes tienen problemas de alcohol y cigarro, principalmente.

Advirtió que los adolescentes y jóvenes son enganchados por sus propios compañeros de escuela quienes los convencen de probar las drogas bajo argumentos engañosos, algunos lo hacen para formar parte de círculos de amigos y unos más por simple curiosidad. Por ello la directora llamó a los padres de familia a mantenerse atentos de las actividades de sus hijos y vigilarlos de cerca a fin de evitar amistades peligrosas.