Considera Eduardo Rivera competir como independiente por la gubernatura

Considera Eduardo Rivera competir como independiente por la gubernatura. Foto Rafael García Otero

Eduardo Rivera Pérez ratificó a los integrantes de su grupo político su interés en competir por la gubernatura de Puebla en 2018, pero no fue claro en si lo hará a través del PAN o renunciará al partido para hacerlo por la vía independiente, luego de que su lideresa política Margarita Zavala Gómez del Campo salió de Acción Nacional con el fin de buscar la presidencia del país como ciudadana.

De acuerdo con fuentes del instituto político, la indefinición ha generado incertidumbre entre los simpatizantes de Rivera que está aprovechando el grupo antagónico del ex mandatario local Rafael Moreno Valle Rosas, el cual buscó a los operadores del ex alcalde de Puebla el fin de semana para sumarlos a ese proyecto.

La invitación provino de panistas cercanos a Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa de Moreno Valle y secretaria general de Acción Nacional que también busca la candidatura al Poder Ejecutivo local para el próximo año.


Rivera impugnaría candado contra independientes

Rivera convocó a los principales colaboradores de su equipo a una reunión de trabajo que se llevó a cabo el sábado anterior, donde aclaró que continúa en el PAN tras la salida de Zavala, aunque dejó abierta la posibilidad de buscar otra vía de participación. Los asistentes entendieron el pronunciamiento como un posible destape por la vía independiente.

Pese a que la ley local imposibilita al ex edil para competir como abanderado sin partido, debido a que incumple el requisito de haber renunciado a su militancia con un año de anticipación a la elección del 1 de julio próximo, podría impugnar esa restricción en tribunales por no contemplarse en la legislación nacional, según algunos de sus allegados.

No obstante, la mayoría de los panistas que respaldan el proyecto político de Rivera se inclinan por permanecer en el albiazul, para apoyar desde ahí la candidatura independiente de Zavala e impulsar la postulación de diversos liderazgos locales a través del PAN.

También hay voces en el equipo de Rivera que se pronuncian por sumarse a las aspiraciones presidenciales del dirigente nacional del instituto político, Ricardo Anaya Cortés, con quien el ex alcalde mantiene vínculos a través del ex senador de la República Humberto Aguilar Coronado. Rivera y Aguilar encabezan a nivel estatal el grupo Panistas con Identidad que congrega a los liderazgos inconformes con la conducción que los morenovallistas han dado al partido.

 Eduardo Rivera vaticina más fugas de liderazgos

Eduardo Rivera emitió un comunicado en el que dejó ver que la fuga de liderazgos podría alcanzar al PAN poblano, porque la falta de diálogo y unidad que Zavala achacó a Comité Ejecutivo Nacional en la repartición de candidaturas también lo reproduce la dirigencia local.

“Si el partido (a nivel estatal) no garantiza el piso parejo y las reglas claras para competir en 2018, seguiremos viendo este tipo de escenarios”, manifestó el viernes pasado, pocas horas después de que la esposa de Felipe Calderón confirmara su renuncia al PAN.

A su vez, Martha Érika Alonso lamentó la salida de Margarita Zavala vía twitter, al tiempo en que sus operadores entablaron diálogo con los seguidores de Eduardo Rivera de distintos puntos del estado para convencerlos de sumarse al ala morenovallista.

Algunos de los operadores de Rivera reconocieron a La Jornada de Oriente que no confían en el ofrecimiento de Alonso, ante los años de exclusión que han padecido en el PAN por no respaldar las acciones de Moreno Valle. Uno de ellos previó que la exclusión continuará aunque den la espalda al ex alcalde, porque “Moreno Valle y Martha Érika quieren todo para ellos”.