Apoyado por el Consejo Taxista, Rivera Pérez pide que el 1 de julio haya voto razonado

Reunido con agremiados al Consejo Taxista y su dirigente Erika Díaz,  el abanderado de la coalición “Por Puebla al Frente” Eduardo Rivera Pérez, pidió un voto razonado que demuestre que quien emite su sufragio esté convencido de que “no escuchará mejor propuesta” que la suya, sobre todo si se “quieren soluciones”.

Arropado por un grupo de taxistas adheridos a esta asociación civil, entre porras y aplausos, el político panista expuso los que han sido algunos de los puntos de su campaña electoral, a un día de concluir.

De inicio, la dirigente Erika Díaz dijo que Eduardo Rivera había sido “el más chingón” del debate ocurrido la noche de este lunes entre los candidatos a la presidencia municipal de Puebla.


Señaló que el Consejo Taxista y él “son líderes” por lo que ella y agremiados se integraban a su proyecto de gobierno sobre todo por su promesa de ser “el presidente de la seguridad”.

Con un discurso inconexo, la hija de Pedro Díaz García, líder fundador de este consejo, consideró que  al político panista lo caracterizan su “experiencia y juventud”, con “un amor a Puebla que no puede ocultar”.

En el mismo tono, agregó que la campaña de Rivera Pérez había sido “exitosa por tu trato y el trabajo que desarrollaste, (el cual) está en conocimiento de todos”.

Díaz expuso que el Consejo Taxista y sus 13 mil agremiados tiene tres “líneas de acción” que los distinguen de la competencia.

Una de ellas es el servicio de transporte nocturno que brindan de manera anual a mas de 10 mil trabajadores en la ciudad, siendo uno de los clientes el ayuntamiento de Puebla.

Otro, es el “equipo especializado” que brindan hacia mujeres y niños, además de personas con discapacidad.

La última, es el servicio turístico que prestan el cual, dijo la dirigente, se enlaza con el proyecto de Eduardo Rivera de “combatir la inseguridad fomentando el turismo”.

“Si tenemos que hacer peticiones de tu mano para que nos cambiemos de color y de identidad no digo que los 13 mil, (pero sí) diferenciarnos, podríamos ser el mejor aliado para diferenciar el servicio de turismo”, mencionó Erika Díaz.

En su turno, el abanderado del PAN se comprometió a reformar el Código Reglamentario Municipal para homologar las infracciones, y que los cobros de grúas y encierros sean justos para todos los automovilistas.

Asimismo, les dijo que habría un representante de las asociaciones transportistas en la llamada Agencia de seguridad que abrirá, además que se combatirá el robo al transporte.

De igual forma, Eduardo Rivera propuso la apertura de una ventanilla única de atención para resolver diferentes problemas.

Por último, les dijo que la elección del próximo 1 de julio “no es de Rivera ni de un partido político sino de lo que le conviene a Puebla”.

Como en otras arengas, repitió que “el presidente no va a venir a resolver el problema de calles, alumbrado o áreas verdes”, sino que será él y los ciudadanos quienes resolverán los problemas de la ciudad.

“Voten por mí, acompáñenme, les ofrezco honestidad, experiencia y capacidad, solo con su apoyo podemos ganar”.