Consejeros electorales discriminaron durante el registro de candidatos

Los registros de los aspirantes a ser candidatos a gobernador habrían transcurrido sin incidentes si no hubiera sido por la actitud discriminatoria de los consejeros del Instituto Estatal Electoral (IEE), quienes son los árbitros de la contienda y se supone deben garantizar la equidad del proceso en donde surgirá el nuevo titular del Poder Ejecutivo. A la mayoría de los miembros de este órgano solo les interesó presenciar los actos de los tres principales participantes, el del PRI, el PAN y el PRD, para olvidarse del resto de los competidores.

Si el presente Consejo General del IEE nació cuestionado por el control que el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas ejerce de algunos miembros de ese órgano, la actitud de sus integrantes de los últimos días viene a abonar en la poca confianza que se les tiene y es una advertencia de que no serán garantes de la equidad del actual proceso electoral.

El manual de registro de los candidatos no establece la obligatoriedad de los consejeros electorales a asistir a los actos en donde se solicita dicho trámite, ya que los aspirantes únicamente se tienen que presentar ante los responsables de la Dirección de Prerrogativas del IEE.


Sin embargo, la forma es fondo, por lo que llamó mucho la atención que el comportamiento de los consejeros electorales fue como el de una “cargada política”, ya que por ejemplo de siete que son, al acto de la aspirante independiente Ana Teresa Aranda Orozco, únicamente se aparecieron tres miembros del Consejo General y al del aspirante del PAN, Antonio Gali Fayad, estuvieron todos, pese a que entre el primero y el segundo acto solo transcurrieron unos cuantos minutos.

Dicho comportamiento inició a mediados de la semana pasada, cuando acudió a registrarse Abraham Quirós, quien contenderá bajo las siglas del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional. En dicho acto solamente estuvieron tres consejeros del IEE.

El sábado por la noche acudió a registrarse Ricardo Jiménez, quien busca ser abanderado independiente pese a su cercanía al grupo morenovallista. En el IEE solo lo estaban esperando el presidente del organismo Jacinto Herrera Serrallonga; la secretaria ejecutiva del mismo, Dalhel Lara Gómez, junto con las consejeras Claudia Rodríguez Barbosa y Flor de Té Rodríguez Salazar, además de Juan Pablo Mirón Thomé.

Donde más se notó el trato discriminatorio fue cuando se dio la presencia de Ana Teresa Aranda, una de las más férreas críticas del gobierno morenovallista.

Primero porque no la atendieron en el salón de plenos del Consejo General del IEE, tal como pasó con la mayoría de los aspirantes, sino la recibieron en un salón pequeño y estrecho, que provocó amontonamientos entre los presentes.

Con Aranda solamente llegaron Jacinto Herrera Serrallonga, Dalhel Lara Gómez, junto con las consejeras Luz Alejandra Gutiérrez Jaramillo y Flor de Té Rodríguez. A los minutos que se retiró la ex panista del IEE todo cambió.

Solamente pasaron unos pocos minutos en que Aranda se retirara del Instituto Estatal Electoral y llegara el abanderado de la alianza PAN, PT, Panal y Partido Encuentro Social, Antonio Gali Fayad, y al mismo tiempo arribaran el resto de los miembros del Consejo General del IEE: Federico González Magaña, Juan Pablo Mirón Thomé, José Luis Martínez y Claudia Rodríguez Barbosa.

¿Por qué la mayoría no llegaron el registro de Ana Teresa Aranda? Porque les da miedo que los regañen desde Casa Puebla por escuchar las palabras de una de las principales opositoras al morenovallismo.

Con las aspirantes del PRI y el PRD, Blanca Alcalá Ruiz y Roxana Luna Porquillo, respectivamente, se quedaron todos los miembros del Consejo General del IEE.

Dicho comportamiento de los consejeros electorales los aleja de la conducta que deben siempre mostrar, que es la de actuar con imparcialidad, apego a la ley y sobre todo con equidad, algo que no cumplieron por no estar presentes en todos los registros de los aspirantes.

¿Dónde quedó Leodegario Pozos?

El ciudadano Leodegario Pozos Vergara dice que juntó 141 mil 414 firmas para ser candidato independiente y por esa razón se esperaba que ayer pidiera su repgistro, pero el caso es que no apareció.

Poco antes de las 17 horas alguien se comunicó con él y le preguntó la hora de su registro, a lo cual sostuvo que ya se había realizado a las 15:30 horas de este domingo.

Quien le interrogó le comentó que a esa hora nadie se presentó a registrarse. Entonces el candidato independiente cambió su propia información y dio a conocer que llegaría entre las 17 y las 19 horas. El caso es que ni en la tarde ni en la noche arribó al IEE.

Tal informalidad puede ser indicativo que se desistió a participar.

O que alguien en el IEE le está dando facilidades excesivas para registrarse.

Si ocurre lo segundo, se confirmará lo que todos sospechan, que este aspirante, junto con Ricardo Jiménez, solo son unos paleros del morenovallismo.