Sí habrá cambio del fiscal de Puebla; Carrancá decidirá quién será su sucesor

El gobernador Antonio Gali Fayad envió al Congreso de Puebla una iniciativa de reforma que anticipa la sustitución de Víctor Antonio Carrancá Bourget como fiscal General del Estado, la cual faculta al mismo Carrancá a nombrar a su sucesor en caso de ausentarse por más de 30 días, de entre los fiscales que están bajo su mando.

De aprobarse la enmienda, los diputados de Morena, el PT y el PES que iniciarán funciones el 15 de septiembre no podrán refutar el nombramiento debido a que la modificación les exige el voto de las dos terceras partes de los legisladores y solo tendrán mayoría simple.

Carrancá llegó al cargo en enero de 2016 tras formar parte del gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas como titular de la extinta Procuraduría General de Justicia (PGJ) y quien lo reemplace estará al frente de ese organismo autónomo en lo que resta de su mandato de siete años que finalizará en 2023.


Protegen a Carrancá para que no sea destituido: Morena

La iniciativa de Gali se turnó a la Comisión de Procuración y Administración de Justicia para su dictaminación ayer, un día después de que los diputados electos que lidera Morena anticiparon una estrategia del Poder Ejecutivo para que Carrancá no sea sometido por ellos a un proceso de destitución.

Antoni Gali plantea reformar el artículo 16 de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, la cual señala que el nombramiento del suplente del fiscal será notificado al Congreso para que pueda objetarlo con el “voto de las dos terceras partes de los miembros presentes”, es decir, 27.

La coalición legislativa de Morena, el PT y el PES, que ha expresado su rechazo a la injerencia de Moreno Valle en las instituciones del estado, solo tendrá 22 representantes populares, de 41.

Carrancá podrá nombrar como sucesor a alguno de los titulares de las fiscalías de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos; de Investigación Metropolitana; de Investigación Regional; de Secuestro y Delitos de Alto Impacto, y de Combate a la Corrupción.

Alonso pidió la renuncia de Carrancá desde la campaña

La destitución de Carrancá es una demanda que surgió de la sociedad civil en el sexenio de Moreno Valle (2011–2017), por las acusaciones que enfrenta de usar el sistema de procuración de justicia para encarcelar a los detractores del ex gobernador y hoy senador plurinominal del PAN, a quien contabilizaron 355 casos de perseguidos y presos políticos.

En la campaña electoral pasada, la hoy gobernadora electa y entonces candidata del PAN, Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa de Moreno Valle, se pronunció por primera vez sobre el tema, exigiendo la renuncia de Carrancá de no esclarecer la ejecución de la candidata a diputada del PVEM Juana Iraís Maldonado Infante y de la regidora Erika Cázares Acosta.

Carrancá enfrenta un desgaste muy fuerte: Martínez

El presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Carlos Martínez Amador, reconoció que la imagen de Carrancá enfrenta un desgaste “muy fuerte” por las responsabilidades propias del cargo que ocupa.

“Yo creo que es un puesto muy complicado, cada vez más complejo todo lo que tenga que ver con seguridad, cada vez es más difícil llevarlo a cabo. Es un desgaste muy fuerte el que tienen estas figuras porque hay cosas que no se pueden prever”, manifestó en entrevista tras el ingreso de la iniciativa de Gali.

El también coordinador del grupo legislativo del PRD concluyó que la labor de Víctor Antonio Carrancá ha sido “aceptable” desde su punto de vista.