Congreso incumple con nombrar un gobernador interino “de inmediato”

FOTO: imagen / Andree Jiménez

Por un mandato constitucional, el Congreso de Puebla tuvo que nombrar “de inmediato” a un gobernador interino tras la muerte de la mandataria del PAN Martha Érika Alonso Hidalgo el 24 de diciembre pasado, pero lleva dos semanas sin lograr un acuerdo entre las distintas bancadas.

El presidente de la Comisión Permanente, José Juan Espinosa Torres, alertó que la demora podría generar responsabilidades penales y administrativas para los 41 diputados.

¿Qué dice la Constitución?

La Constitución de Puebla, en el artículo 77, determina los pasos a seguir ante la ausencia del gobernador, sin considerar una situación de emergencia generada por el fallecimiento del mismo.


El numeral estipula que el titular del Poder Ejecutivo local podrá ausentarse del territorio del estado hasta por 15 días consecutivos y si la separación excediere de este término, pero no de treinta días, se encargará del despacho el Secretario de Gobernación.

Si la ausencia excediere de 30 días consecutivos, el artículo 77 indica que el encargado de despacho tiene que dar aviso al Congreso del estado, para que este nombre “de inmediato gobernador interino”.

Congreso falla con encargado de despacho: Espinosa

Espinosa Torres dijo que no procedía el nombramiento de Jesús Rodríguez como encargado de despacho de la gubernatura el 24 de diciembre pasado, porque desde ese momento se sabía que la ausencia de Alonso sería definitiva ante su fallecimiento ese mismo día en un accidente aéreo.

“Con el ánimo de abonar a la operación normal del gobierno del estado reconocimos al encargado de despacho, a Jesús Rodríguez Almeida, pero esa figura, cuando se da una ausencia definitiva, como es el caso, no existe en la ley”, expuso.

El también coordinador de la bancada del PT reconoció que el Congreso del estado cometió un error al validar un cargo sin sustento jurídico, aunque con esa decisión los legisladores buscaron evitar que se acrecentara “la crisis” del 24 de diciembre.

“En la medida que dilatemos la decisión –prosiguió– se corre el riesgo de incurrir en responsabilidades administrativas e incluso de tipo penal (…) el Congreso del estado tienen que nombrar gobernador interino a la brevedad porque el encargado de despacho en esta circunstancia no existe, esa función se ejerce solo ante ausencias temporales”.

Las diferentes posturas

El término “de inmediato” que establece la Constitución para el nombramiento de gobernador interino comenzó a correr formalmente desde que el secretario General de Gobierno notificó al Congreso la muerte de Alonso el 24 de diciembre pasado.

El escenario se complicó porque Acción Nacional, en un primer momento, solicitó que la posición se entregara a uno de sus liderazgos, mientras Morena integró una terna con sus diputados Gabriel Biestro Medinilla, Héctor Alonso Granados y Héctor Jiménez y Meneses.

Esta semana, el Partido Acción Nacional rectificó y sugirió un perfil sin “colores” partidistas que logre el consenso de todas las fracciones, mientras la mayoría de los diputados del bloque Morena–PT–PES buscan dejar la posición a uno de los suyos.