Conflicto en Ocoyucan no mengua; vecinos reclaman salida de AC

Conflicto en Ocoyucan no mengua. A las 11:30 horas los inconformes decidieron tomar las instalaciones de la alcaldía, mientras un fuerte dispositivo de seguridad se puso en marcha en torno al edificio público ■ Foto José Castañares

El conflicto social no mengua en Santa Clara Ocoyucan, tras el asesinato del precandidato a la alcaldía Aarón Varela Martínez. Este lunes, más de un centenar de pobladores, la mayoría de edad avanzada, tomó por varias horas las instalaciones de la presidencia municipal para exigir la salida de la organización Antorcha Campesina de la localidad, a la que responsabilizó del homicidio del aspirante opositor.

En un ambiente de tensión, acusaron que hay amenazas veladas contra quien busque la candidatura a la alcaldía por el partido de izquierda Morena.

Los lugareños, quienes dijeron que “a estas alturas no tenemos nada que perder”, ingresaron de manera pacífica a las instalaciones del Palacio Municipal, accedieron al segundo piso con la intención de entregar un documento al presidente Santos Gregorio Técuatl, en donde demandarían el esclarecimiento del asesinato del precandidato de Morena.


Sin embargo, la presidencia estaba vacía: un día antes personal que labora en el ayuntamiento desalojó el mobiliario, el equipo de cómputo y hasta los cientos de despensas que se encontraban en la explanada del zócalo.

En el lugar solo quedaron cartones y plásticos con lo que cubrían los paquetes de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), que tenían más de un mes almacenados a la intemperie.

Según el dicho de los propios habitantes, la intención era iniciar su reparto en Ocoyucan, en el comienzo del proceso electoral.

Alrededor de las 11:30 horas los inconformes finalmente decidieron tomar las instalaciones, mientras un fuerte dispositivo de seguridad se puso en marcha en torno al edificio público.

Unos jóvenes tocaron las campanas de la presidencia para convocar a la población, antes de iniciar una rueda de prensa que se centró en denunciar los abusos y excesos de la organización.

El momento fue aprovechado por el barrendero de la presidencia de Ocoyucan, quien prendió fuego a un montón de papeles. El hombre fue identificado por los propios manifestantes.

Tal acción fue tomada como una provocación por parte de los vecinos que acusaron a la administración del antorchista Santos Gregorio de querer reventar dicha protesta.

Por su parte, agentes municipales se dedicaron a tomar fotografías y video de los rostros de los quejosos y otros solamente estuvieron de espectadores.

Entre los inconformes también había simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), quienes reclamaron justicia por el asesinato de Aarón Varela Martínez.

“Donde llega Antorcha Campesina, llega la violencia, la devastación y la muerte, como en este caso en Santa Clara Ocoyucan”, sentenció Araceli Bautista, habitante de la localidad y también militante de Morena.

Luego de lanzar las consignas “Únete pueblo” y “Aarón no murió, Antorcha lo mató”, los más viejos del pueblo tomaron la palabra y pidieron que la paz y tranquilidad regrese a Ocoyucan.

Relataron que están cansados de las amenazas e intimidaciones de los antorchistas, quienes –acusaron– les condicionan la entrega del apoyo de los programas sociales a cambio de sumisión.

Advirtieron que no tienen miedo a las posibles represalias de la organización, después de sostener que “el pueblo es el que manda”.

No obstante, responsabilizaron a Antorcha y al gobierno del estado de lo que pueda ocurrir en su contra y sus familias.

Antorcha pide la intervención del gobierno

Este mismo lunes la administración de Ocoyucan pidió a la Secretaría General de Gobierno de Puebla su intervención para garantizar el clima de paz y la seguridad de los ciudadanos de este municipio.

El secretario del ayuntamiento, Florenciano Pantaleón Atilano, señaló al poblador Felipe Soriano Sánchez, de militancia morenista, como responsable de la toma de la presidencia municipal y que la convocatoria a la protesta la hiciera “tratando de enardecer a la población”.

En un comunicado que difundió Antorcha Campesina se indicó que este hombre y vecinos de Ocoyucan están agitando y llamando a la población con engaños para que tome la presidencia municipal.

“Creemos que es conveniente que el Estado intervenga y sumemos esfuerzos para trabajar de forma coordinada a fin de mantener la estabilidad social en beneficio de todos”, dijo el funcionario local.

También pidió a las autoridades estatales que agilicen las investigaciones sobre el asesinato de Aarón Varela a fin de dar con los responsables, hacer justicia y parar por esta vía, “las versiones maliciosas que tratan de involucrar al ayuntamiento antorchista con el crimen”.

Florenciano Pantaleón refirió que incitar a acciones que mengüen la fraternidad lejos de ayudar es perjudicial para Ocoyucan.