Confirma gobierno federal instalación de nueve hidroeléctricas para Puebla

El gobierno federal y estatal han dado a conocer que para el estado de Puebla por lo menos existen nueve proyectos para echar a andar hidroeléctricas en Atlixco, Tlatlauquitepec y Xochitlán de Vicente Suárez.

En menos de un siglo, en Puebla existieron cinco hidroeléctricas, incluso la de Necaxa se consideró por un tiempo la más grande del mundo y hoy el gobierno de Rafael Moreno Valle Rosas pretende instalar en este lugar un complejo turístico.

La hidroeléctrica Necaxa en el municipio de Juan Galindo fue la primera hidroeléctrica de México y se construyó en el gobierno de Porfirio Díaz para electrificar el centro del país.


Además de Necaxa durante el siglo pasado se echaron a andar cuatro hidroeléctricas más; dos e Atlixco, una en Tlatlauquitepec y una más en Xochitlán.

Actualmente existen nueve proyectos para la construcción de hidroeléctricas en la Sierra Norte de la entidad según ha reportado la Universidad de la Tierra (Unitierra).

Estos proyectos buscan ser instalados en los municipios de Zacatlán, Tlatlaquitepec, Zacapoaxtla, Olintla, Bienvenido, Tepatlán, Xochicuautla, Ahuacatlán, Xochitlán de Vicente Suárez, Zapotitlán y Cuetzalán del Progreso.

Sin embargo, durante mayo, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) rechazó dos proyectos de hidroeléctrica que se habían contemplado para instalarse en ríos que convergen en los municipios de Zapotitlán y Zacapoaxtla.

Los proyectos desechados, hasta el momento por la dependencia fueron la “Planta Hidroeléctrica Pilotos Uno”, que se planteó para el municipio de Zapotitlán, y el proyecto “Hidroelectrica Gaya”, que se planeaba para el Zacapoaxtla y que se abastecería del río Apulco.

De acuerdo con la CFE, en todo el país existen 64 centrales hidroeléctricas, de las cuales 20 son de grandes dimensiones y 44 se consideran centrales pequeñas.

Al día de hoy 57 plantas hidroeléctricas están produciendo energía eléctrica y siete centrales hidroeléctricas están fuera de servicio.

 

Ubicación de las

hidroeléctricas en Puebla

 

Los proyectos hidroeléctricos son impulsados por empresas del sector privado, los cuales operarán bajo el esquema de autoabastecimiento; esto significa que proveerán de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que a su vez sea distribuida a las minas que tienen incrustadas en el norte del país.

De acuerdo con la información de Universidad de la Tierra (Unitierra), las hidroeléctricas que se pretenden construir en territorio poblano afectarían la vida de los habitantes de municipios como San Mateo, Ahuacatlán, Tepatlán, Xochicuautla, Zacatlán, Bienvenido, Olintla, Zacapoaxtla y Tlatlauquitec, entre otras.

El proyecto hidroeléctrico Puebla 1 pretende construir una cortina de 42 metros de altura para la generación de energía con una potencia de 60 MW, la cual se pretende establecer en la rivera del río Ajajalpan, a la altura de los municipios de San Mateo, Ahuacatlán y Tepatlán. Esta obra correrá a cargo de la empresa Deselec 1, S de RL de CV y Comexhidro.

El proyecto Central Hidroeléctrica Xochimilpa –que pretende dotar energía a una potencia de 23 MW– también se instalará en las laderas del río Ajajalpan a la altura de las comunidades de Xochicuautla, Ahuacatlán y Zacatlán. Esta construcción correrá a cargo por la empresa Generadora de Energía Xochimilpa S de RL de CV, de Planeación y Proyectos de Ingeniería SC y de Grupo México.

La tercera hidroeléctrica enlistada es la que realizará Grupo México en las comunidades de Bienvenido y Olintla, la cual se instalará en la rivera del río Ajajalpan, y en donde los habitantes se han manifestado contra su edificación por presuntos daños a la ecología.

La empresa Hidroeléctrica del Apulco SA de CV pretende construir una represa para la generación de energía con una potencia de 18.58 MW sobre el río Apulco, a la altura de la comunidad de Taihtic en Zacapoaxtla.

Asimismo, la empresa Ingdeshidro Eléctrica instalará el proyecto hidroeléctrico San Antonio, el cual estará formado por dos tomas sobre los ríos Zempoala y Ateno, con la intención de edificar dos casas máquina, a la altura de las comunidades de Xochitlán, Zapotitlán, Atlequizayán, Zoquiapan y Nauzontla.

El Grupo Ferrominero –Minera Autlán– que fue inaugurada en noviembre de 2011 –instaló el proyecto Central Hidroeléctrica Atexcaco con una potencia generadora de 30 MW, sobre los ríos Acateno, Atexcaco, Xiucayucan, Xomiaco, Puxtla y Colaxtitla, en Apulco.

Ante ello, la Unitierra de Puebla señaló que la construcción de las hidroeléctricas afectarían gravemente la vida de los pueblos indígenas de la Sierra Norte y Noreste de la entidad, al disminuir de manera drástica el caudal de agua del río, la cual ha disminuido año con año afectando la flora y fauna de la región.