Concesiones Integrales SA de CV deja sin agua a 6 mil usuarios en Cuautlancingo

Esta semana se sintieron los primeros estragos de la privatización del agua en la capital y el área metropolitana de Puebla, a cargo de la empresa Concesiones Integrales SA de CV.

Más de 6 mil personas que habitan en el fraccionamiento Misiones de San Francisco, en las secciones 1, 2 y 3, se quedaron sin suministro de agua, luego de que recibieran el cobro por el servicio que les otorga el municipio de Cuautlancingo sin notificarles del corte del servicio. Así se pudo constatar en un recorrido por el fraccionamiento, donde habitan 15 mil personas.

Con recibo en mano algunos vecinos evidenciaron que les fueron enviadas unas boletas de cobro a nombre de la empresa Concesiones Integrales, a las que calificaron como falsas, pues no viene la firma del Soapap, no traen dirección ni teléfono para interponer quejas por el mal servicio.


Resaltaron que al reverso del recibo trae un largo texto donde se les informa que de acuerdo con la Ley de Agua para el estado de Puebla, a partir de ahora tendrá que pagar el servicio a dicha firma, de lo contrario se quedarán sin agua, violentando con ello un derecho humano.

Derivado de dicha situación los inconformes se trasladaron a la cabecera municipal y protestaron en las oficinas del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Cuautlancingo (Sosapac) para exigir la reconexión del suministro de agua.

Los declarantes expusieron que funcionarios del Sosapac arguyeron que desconocen cuál es el motivo por el que se encuentren sin agua, luego de confirmar que ahora ya no son un organismo público, sino concesionado a otra empresa.

Los afectados sostuvieron que algunos han pagado bimestralmente por el servicio; sin embargo, otros reconocieron que no han podido realizarlo porque cada vez es más oneroso.

Roberto Ramos comentó que son cuatro secciones y la denominada “La Cuchilla” que desde este lunes dejaron de tener el servicio, ya que desde ese día no ha caído ninguna gota de agua.

Por ello, dijo, se inconformaron frente a las oficinas del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de Cuautlancingo, que es la dependencia que les otorga dicha prestación.

“Es imposible pagar el agua; a la casa me llegaban recibos por año de por lo menos 3 mil pesos, cuando ni tenemos el servicio”, indicó con tono desenfadado otra afectada, de nombre Lucía Jiménez, quien habita en la primera sección del conjunto habitacional.

El fraccionamiento Misiones San Francisco se ubica entre los límites territoriales de Cuautlancingo y Coronango, pero es el primer municipio el que otorga el servicio del agua a las más de 12 mil familias que habitan esta zona, a espaldas del Centro Comercial Outlet.

 

Preocupados por la

privatización del agua

 

Los declarantes explicaron que en lo que va del año solo han tenido agua de forma esporádica, y en ocasiones pueden pasar hasta 20 días sin que haya una gota del líquido en sus hogares.

Después de un rato que se quedan sin agua relataron que ésta llega a las viviendas de manera escasa, con un tono verdoso y hasta expide un fétido olor.

La mayoría de los pobladores consultados dijeron desconocer que el Sosapac había sido privatizado por el gobierno del estado.

Notoriamente molestos, dijeron tener preocupación por esta medida, pero sobre todo que ahora el agua sea “administrada” por una empresa privada.

Los vecinos señalaron que están recibiendo boletas de cobro por parte de la empresa Concesiones Integrales SA de CV, que ahora hará las funciones del SoSapac, y en ellas se señala que si no pagan los adeudos se les cortará el suministro.

Por tal razón, exigieron a las autoridades municipales y estatales que les aclaren el tema, pues nunca se les notificó previamente y tampoco firmaron un acuerdo de pago con la nueva empresa.

Esta misma semana el Movimiento por la Alternativa Social (MAS) exhortó a la población a interponer amparos masivos en contra de la privatización del agua en Puebla y municipios del área conurbada, como San Pedro y San Andrés Cholula, Cuautlancingo y Amozoc, que también serán afectados por la medida unilateral del gobierno morenovallista.

 

Concesiones

Integrales SA de CV

 

Con fecha 18 de septiembre de 2013, el Soapap publicó en el Diario Oficial del Estado de Puebla la convocatoria para la licitación pública SOAPAP–LPIC– 001/2013 para licitar el otorgamiento de una concesión para la prestación del servicio público de agua potable, drenaje, alcantarillado, saneamiento y disposición de aguas residuales en el municipio de Puebla y las circunscripciones territoriales de Cuautlancingo, San Pedro y San Andrés Cholula, así como Amozoc.

La firma ganadora fue Concesiones Integrales SA de CV, que además estará a cargo del acondicionamiento, ampliación, mantenimiento, operación y administración de la infraestructura hidráulica del Soapap.

En uno de los recibos, facilitados a esta reportera, también se lee que la empresa se hará responsable del servicio de saneamiento de aguas residuales del municipio de Tlaltenango y en aquellos municipios con los que se celebren convenios de coordinación con ese objetivo.

En el documento, que no trae ninguna referencia para solicitar información vía telefónica, personal o a través de internet, se expuso que la firma “es un consorcio conformado por empresas mexicanas que buscamos llegar a ser un organismo modelo respecto a la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento en México, y un referente en el ámbito internacional”.

En el papel la concesionaria argumentó que tienen más de 20 años de experiencia en el sector y cuentan con recurso humano calificado a nivel de todos los retos.

Y advirtieron: “Estamos preparados para iniciar los cambios que se requieren en busca de elevar el nivel de servicio que actualmente se tiene; para ello, se considera realizar un alto nivel de inversiones en infraestructura, con montos anuales sin precedentes en la vida de Soapap”.

Asimismo, en otro párrafo se aseguró que “no toleraremos actos de corrupción ni el maltrato por parte del personal o de los contratistas que lleguen a participar hacia ustedes”.

“Nuestras metas son ambiciosas y los resultados se verán conforme avanzamos en el tiempo; sin embargo, desde ya le solicitamos su comprensión dado que se podrán generar molestias en algunos de ustedes, debido a que realizaremos obras para cambiar las redes que ya cumplieron la edad de su vida útil, sustituiremos las tomas domésticas para garantizar la continuidad del servicio, entre otras cosas”, se lee al último.