En Puebla, Conaprocafe acuerda solicitar a AMLO la creación del Instituto Nacional del Café

FOTO: esimagen / Andree Jiménez

Durante el Foro Nacional “Hacia una nueva cafeticultura en México”, efectuado en la ciudad de Puebla, la Coalición Nacional de Organizaciones de Productores de Café (Conaprocafe) concluyó solicitar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador la creación –vía decreto– del Instituto Nacional del Café, como parte de sus políticas agropecuarias y que tendrá por finalidad el rescate de la cadena productiva del grano aromático.

Entre otros acuerdos también solicitaron la creación de políticas que permitan elevar los precios del café y se cierre la puerta a la competencia desleal del aromático que entra por contrabando por la frontera sur de México.

En entrevista, Gabriel Gutiérrez Ávila, integrante de la Conaprocafe, informó que la cafeticultura es una de las principales actividades agropecuarias de México por la superficie que se le dedica, por la cantidad de empleos que genera, por el valor del producto y por los servicios ambientales que presta.


Sin embargo, sostuvo que la producción de café en el país enfrenta una de las crisis más severas de su historia por los bajos precios internacionales, la caída de la producción como consecuencia de problemas de sanidad, la pérdida de competitividad frente al exterior y una política pública cafetalera que sólo ha beneficiado a unos cuantos.

Por esta razón, dijo que es urgente diseñar y poner en marcha una nueva política cafetalera que resuelva los problemas técnicos, financieros y de carácter productivo que combata la injusticia social que prevalece en las regiones cafetaleras del país

Los representantes de más de 18 organizaciones nacionales también pidieron al gobierno electo se les reconozca por su labor, luego que López Obrador dijo que los programas sociales serán entregados de manera directa a los beneficiarios sin la participación de estas agrupaciones.

Dijeron que las organizaciones campesinas que conforman el Conaprocafe distan mucho de las agrupaciones, donde los líderes incurren en prácticas caciquiles, se sirven con la “cuchara grande” y ahora son millonarios.

Reunidos en el Hotel Lastra, los productores de Conaprocafe informaron que el foro “Hacia una Nueva Cafeticultura en México” se realizó de manera simultánea en los estados de Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Puebla.

El acuerdo de los foros es que las nuevas autoridades no excluyan a las organizaciones de los apoyos sociales, así como solicitar al próximo titular de la Sagarpa, Víctor Villalobos Arámbula, considere la creación del referido Instituto como un organismo público, que incluya a los pequeños y medianos productores.

Lo anterior, luego de considerar que el Sistema Producto Café y el Amecafe no son representativos de este sector ni luchan por recuperar la producción de café nacional.

Además enfatizaron que la Comisión podría dar orden y certeza con precios de garantía, organizar el mercado y otorgar certeza en la producción.

Arguyeron la necesidad de democratizar las acciones del gobierno para la inclusión al desarrollo de los productores que tradicionalmente fueron relegados, como sucedía con cultivadores de café que no tenían acceso a comercializadores registrados, y al no recibir constancia de comercialización eran marginados de los apoyos, los cuales suman más de 300 mil productores en las 13 entidades productoras.

La roya y la caída de la producción agudiza crisis del café

Durante el encuentro, señalaron que en 2012 se producían en México 4.8 millones de sacos, en el 2015 apenas la mitad, es decir, 2.3 millones de sacos como resultado de la plaga conocida como Roya y del abandono en el que se encuentra el sector.

Derivado de la agudización de la crisis por la roya y la caída de los precios, informaron que se creó la Conaprocafe la cual se integró por inicialmente por 18 organizaciones campesinas y sociales, como la Unorca, Ugocm, UCD, CCC, Cioac, Redosc, El Barzón, CNPA, CNPR, CNC y Ruta del Café, entre otras.

Desde entonces, señalaron que las agrupaciones demandaron políticas públicas y de estado para el rescate de la cafeticultura y la democratización los apoyos a los pequeños productores.

A partir de ello, dijeron que la Conaprocafe continúo con la interlocución con el sector productor, con presencia en 10 estados cafeticultores, 152 mil agremiados atendidos, y 43 mil con solicitudes de apoyo sin atención.

En el pasado proceso electoral, los cafeticultores respaldaron a López Obrador y ahora participan en foros estatales y regionales hacia una nueva cafeticultura en México.

En ese tenor, solicitaron a las autoridades electas que la “Cuarta Transformación” reconozca el trabajo desarrollado por organizaciones en la permanencia de la cafeticultura y que permitan un desarrollo con justicia social, económica y ambiental.

Por último, señalaron que el desvío de recursos, corrupción y falta de interés de gobiernos anteriores ayudaron a que grandes empresas acapararán el sector cafetalero, desplazando a los productores y con ello abaratar la cereza.

Por esta razón, comentaron que están esperanzados que con Andrés Manuel López Obrador las cosas sean diferentes.