Con un sobrecosto de 300 mdp, inauguran Teleférico de Puebla; será el más caro del país

Foto Tania Olmedo / esimagen.com.mx

Con un sobrecosto de 300 millones de pesos, este lunes fue inaugurado el teleférico de la ciudad de Puebla, una de las obras más polémicas del sexenio morenovallista por intervenir la zona de los Fuertes de Loreto y Guadalupe, donde en 1862 se libró la batalla contra el Ejército francés.

Hace cuatro años el mandatario estatal anunció que el costo del teleférico sería de 166 millones de pesos, sin embargo al concluirse el proyecto confirmó que la cifra se elevó a 359 millones.

Esto sin contar los 103.8 millones de pesos invertidos en el programa de rehabilitación de techos en viviendas de cinco colonias, más 68.3 millones de pesos que costó solamente la construcción del “Parque Teleférico” en la zona, el cual fue inaugurado el año pasado.


Con ello, el funicular de Puebla se convirtió en el más costoso del país, al sumar una inversión global por el orden de los 531 millones de pesos, por arriba de teleféricos de otros estados como Zacatecas, Durango, Orizaba y Chihuahua.

El acto inaugural estuvo encabezado por el gobernador Rafael Moreno Valle, el secretario de Turismo federal, Enrique de la Madrid, y el alcalde capitalino Antonio Gali Fayad.

En su intervención, De la Madrid destacó que la Federación ha invertido más de 584 millones de pesos en Puebla, para mejorar la infraestructura turística y promoción de la entidad.

A pesar que en su momento se habló de que este día podría haber protestas de colonos que no entraron en el programa de rehabilitación, pinta e impermeabilización de techos, finalmente el acto público transcurrió sin sobresaltos.

Semanas antes, un grupo de vecinos denunció a los medios de comunicación que se les restringió del uso de los techos de sus viviendas, para no “afear” el panorama, mientras que otros demandaron la ayuda gubernamental ante la falta de servicios públicos, seguridad y el mantenimiento de sus vialidades.

Como parte del protocolo, el titular del Poder Ejecutivo estatal entregó de manera simbólica cinco credenciales de guías de turistas de los 250 nuevos que se capacitaron en un curso impartido por la Universidad Autónoma de Puebla (UAP) durante 510 horas, para trabajar en el teleférico.

Según las autoridades, la obra iniciada formalmente el 9 de septiembre de 2014, aunque se proyectó desde 2011, creó 750 empleos directos y 2 mil 500 indirectos.

 

El funicular poblano, el más corto y caro de México 

Al concluir el corte de listón, las autoridades abordaron las góndolas del funicular para recorrer un tramo no mayor a 600 metros lineales, el más corto en México, y observar la vista de la ciudad y un mural creado exprofeso en las azoteas de las casas aledañas a la obra.

Las autoridades informaron que el viaje de ida y vuelta en el funicular tendrá un costo de 30 pesos y tendrá una duración de cinco minutos.

El teleférico poblano tendrá un periodo de gratuidad una vez que éste inicie operaciones a partir de este mismo mes, y los traslados en él están certificados por una empresa austriaca.

Actualmente, de los seis teleféricos construidos en el país y que se han instalado en el último lustro, es el de Puebla el más oneroso y con el trayecto más breve.

Los dos funiculares de Chihuahua, ubicado en la estación divisadero en las Barrancas del Cobre, con distancias de 2.8 kilómetros y a una altura de 400 metros, costaron 250 millones de pesos.

Otro más se encuentra en la ciudad de Durango, el cual comunica del Cerro del Calvario al de Los Remedios, con un recorrido de 750 metros y una inversión total de 90 millones de pesos.

Le sigue el teleférico de Orizaba, Veracruz, inaugurado hace dos años, con una inversión de 59.8 millones de pesos, que comunica del centro de la ciudad hasta la cima del cerro del Borrego, con una longitud de casi 800 metros.

Según la autoridad, el proyecto del teleférico en Puebla se suma al rescate del Centro Cívico Cultural de la zona de los Fuertes, que dio comienzo en 2011 por el 150 aniversario de la Batalla del 5 de Mayo.

Sin embargo, a cuatro años del comienzo de su edificación, el teleférico no se concluyó hasta enero de 2016, por una serie de procesos legales en contra que obligaron a las autoridades a cambiar de sede en tres ocasiones.

Esto debido a la falta de permisos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y por la destrucción del inmueble histórico de la Casa del Torno, donde se edificaría una de las torres del funicular.

En diciembre de 2013, el gobierno modificó la ruta del teleférico, que inicialmente iría de Los Fuertes al Centro Histórico, debido a que el Instituto le negó los permisos.

Un mes después, a principios de 2014, la administración morenovallista estudió la posibilidad de mudar el proyecto a Zacatlán, sin mayor sustento, hasta que finalmente optó por reducir el proyecto a un miniteleférico en Los Fuertes.

Al quedar desierta la licitación número SFA–OP–LPN–2014–042, la autoridad adjudicó de manera directa los trabajos a la empresa hidalguense CEMS Constructora SA de CV, que concluyó el parque turístico del Teleférico un año después, en enero de 2015.

En el último año del sexenio de Moreno Valle se han “remodelado” una serie de parques en la ciudad de Puebla, en medio de procesos controvertibles y con sobrecostos que triplican su inversión inicial, como es el caso del Parque Ecológico Revolución Mexicana, aunado a la instalación de comercios concesionados a una sola cadena de restaurantes, The Coffee York.